lunes, 24 de agosto de 2015

Usain Bolt es el rey, pero el canadiense Andre De Grasse puede ser el futuro del atletismo

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:
Andre De Grasse Canada

Foto: YouTube

Mientras el mundo entero parecía hipnotizado por el talento de Usain Bolt, la mayoría de los canadienses estaban pendientes el joven corriendo en el último carril.

Bolt, el hombre más rápido del mundo, demostró nuevamente que parece insuperable, incluso tras haber llegado a este Mundial de Atletismo no como el favorito.

Los 9.79 segundos del jamaiquino en la final de los 100 metros acapararon la atención de los medios, así como la medalla de plata de Justin Gatlin, llamado a ser quien acabe con el reinado de Bolt.

Pero la gran noticia para muchos fue Andre De Grasse, un joven de 20 años, nacido en Markham, Ontario y que salió a la luz pública en los pasados Juegos Panamericanos de Toronto.

De Grasse arrasó en los Panam y muchos esperaban ver si su talento y potencial eran reales y no una especie de espejismo.

Y el canadiense no defraudó.

En su primer Mundial, el atleta ontariense volvió a sorprender a muchos. Llegar a la final parecía un logro suficiente, subirse al podio, así sea con un empate, parecía un sueño.

El canadiense marcó 9.92 segundos en la final de los 100 metros planos, el mismo tiempo que el estadounidense Trayvon Bromell. Al final el empate significó dos medallas de bronce. Para De Grasse se trata de su mejor marca en esta categoría y también el cierre de una temporada de ensueño.

Desde 1999 un canadiense no se subía al podio de los 100 metros en un Mundial de atletismo. En ese momento fue Bruny Surin quien ganó la medalla de plata.

Incluso después de su gran carrera, De Grasse tuvo palabras de felicitación para su rival. «Estoy muy feliz por él (Bromell) y estoy orgulloso de mi. Competir con estos atletas y llegar a la final… no podría pedir un mejor cierre de temporada», dijo a la cadena CBC.

Hace tres años este joven canadiense se metía a una pista de atletismo por primera vez. A inicios de año estaba corriendo en competencias universitarias de Estados Unidos y en pocos meses ya se convirtió en uno de los talentos a seguir para el futuro del deporte y para todo un país que descubrió a uno de sus embajadores con mayor potencial.

Así fue la carrera: