miércoles, 26 de agosto de 2015

Fiscal pide que Raynald Létourneau permanezca detenido en espera del juicio por la muerte de Charlie García

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Foto: Policía de Montreal

Foto: Policía de Montreal

Tal y como estaba previsto Raynald Létourneau, acusado por la muerte de Charlie García, compareció este martes en la tarde ante una corte de Quebec, tras su arresto en Pointe-aux-Trembles el lunes en la noche.

Se presentaron en su contra dos cargos: homicidio en primer grado y ultraje de cadáver.

Al momento de la comparecencia, la fiscal de la Corona, Geneviève Dagenais, presentó dos solicitudes al juez que llevará el caso, Eric Downs:

1- Létourneau no será puesto en libertad mientras espera por su juicio.

2- Prohibición para Létourneau de tener contacto con dos amigos de la víctima, posibles testigos en el caso.

Ambas solicitudes, reporta el Journal Metro, fueron aceptadas por el juez.

VER TAMBIÉN: 

El cadáver de Charlie García, inmigrante venezolana que vivía en Montreal desde finales de marzo de 2014, fue encontrado el pasado 30 de mayo, en su apartamento de Côte-des-Neiges. Su muerte fue tratada desde un principio como sospechosa por lo que el caso recayó en el departamento de Crímenes Mayores del Service de Police de la Ville de Montréal (SPVM).

Inicialmente Létourneau fue buscado como testigo, pues fue la última persona en ver con vida a Charlie, con quien había tenido una relación que había terminado a finales de 2014. Transcurrido un mes y 20 días desde su solicitud de búsqueda, el SPVM emitió una orden de arresto por todo Canadá y lo señaló como principal sospechoso de la muerte de la venezolana. 

Después de 35 días de emitida esa orden de arresto, Létourneau fue ubicado y arrestado en un inmueble ubicado al este de Montreal. La policía informó que su hallazgo se dio gracias a la información dada a través de su sistema de InfoCrime y al trabajo de los detectives del SPVM.

Los familiares de Charlie García en Venezuela fueron notificados del arresto de Létourneau el martes en la mañana, a horas de su aprehensión. La tía de la víctima, Carolina Rojas, dijo a NM -desde Venezuela-, “sólo me alivia saber que no seguirá haciendo más daño”.

La muerte de esta venezolana representó el homicidio número 11 cometido hasta ese entonces (3o de mayo) en Montreal.