domingo, 30 de agosto de 2015

Presidente de Venezuela cierra un segundo fragmento de la frontera colombo-venezolana

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Nicolás Maduro Ledezma Venezuela, Dictadura

Foto: Twitter / Prensa Presidencial @PresidencialVen

Luego del cierre de una porción de la frontera con Colombia el fin de semana pasado, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció el cierre de un nuevo sector de la frontera entre ambos países, con lo que se intensifica la crisis diplomática y social entre estas naciones.

El cierre del sector dos de la frontera, que afecta a los municipios de Ayacucho, Lobatera, Panamericano y García de Hevia, entró en vigor a las 5 de la mañana del sábado. Tres mil efectivos militares fueron enviados a la zona para «buscar paramilitares hasta debajo de las piedras», según declaraciones de Maduro.

Luego del cierre del primer sector de la frontera entre el departamento Norte de Santander y el estado Táchira, y la deportación de más de mil ciudadanos colombianos, las cancilleres de ambos países se reunieron este miércoles. El encuentro entre Delcy Rodríguez de Venezuela y María Ángela Holguín, de Colombia, fue infructuoso.

El jueves, ambas naciones llamaron a sus embajadores en las respectivas naciones a consulta.

Aunque el presidente Maduro aseguró que estaba dispuesto a dialogar con su homólogo, Holguín aseguró que Juan Manuel Santos intenta desde el fin de semana pasado comunicarse con él, sin respuesta.

Este lunes, la Organización de Estados Americanos discutirá la situación durante una sesión extraordinaria de su consejo permanente. Igualmente, el próximo jueves, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) tendrá una reunión de emergencia para tratar este conflicto. Holguín pidió que una comisión de la Unasur visite personalmente el sector para conocer la situación que allí se vive.

Ya la Unión Europea y Amnistía Internacional se pronunciaron con preocupación sobre la situación de violencia en la frontera, y llamaron a la colaboración entre ambas naciones para resolver el conflicto.

La Organización de Naciones Unidas se unió recientemente a los organismos internacionales que vigilan la situación de cerca y expresan su preocupación. Un representante de la Alta Comisión de la ONU para los refugiados (ACNUR) expresó su preocupación al constatar que entre los colombianos deportados se encuentran refugiados y solicitantes de asilo, quienes debieron ser protegidos por el gobierno de Venezuela de acuerdo a los convenios internacionales vigentes.