lunes, 31 de agosto de 2015

Creer para ver

Publicado en:
En Positivo Portada
Por:
Temas:
Ilustración: Flickr / Marie-Chantale Turgeon (CC)

Ilustración: Flickr / Marie-Chantale Turgeon (CC)

Hay un viejo refrán que dice «ver para creer», pero la realidad es que primero tenemos que creer y entonces seremos capaces de ver.

La imaginación es la capacidad de crear imágenes, sentimientos y sensaciones que no se perciben a través de los sentidos. La verdad, es que nuestro subconsciente recuerda todo y no es capaz de distinguir entre la fantasía y la realidad.

Si, por ejemplo, cerramos los ojos y empezamos a imaginar un limón y nos vemos pelándolo, cortándolo y luego… lo mordemos con todas nuestras ganas… Debemos sentir cómo se nos hace agua la boca. ¿Por qué ocurre si no hay un limón? Hay una explicación física y biológica, nuestra imaginación crea un nuevo proceso en el cerebro de la misma manera como si estuviéramos haciendo esa actividad. Esa es la razón por lo que sentimos con frecuencia tan reales los sueños cuando estamos durmiendo.

Al cambiar nuestros pensamientos e imágenes mentales, cambiamos nuestra «realidad».

Imagina ahora que tienes una máquina del tiempo o un DeLorean (como en “Volver al futuro”) y viajas al futuro un año a partir de ahora, estando allí, te ves viviendo tu pasión, logrando tus metas y disfrutando de la vida. ¿Cómo te sientes? Toma nota y sé específico en las diferentes áreas: financiera, emocional, física, espiritual, profesional y en tus relaciones. Cuantos más detalles veas en esta imagen mental, mejor.

Mediante la visualización de una determinada persona, situación, acontecimiento u objeto, nosotros podemos atraer esa imagen a nuestra vida; es como tener el genio de Aladino a nuestra disposición.

Es increíble cómo funciona, no tengas miedo, piensa en grande, imagina sin límites. El cerebro es el capitán y va a empezar a buscar la forma de poner las piezas juntas para mostrarnos el camino de la imaginación a la realidad.

Piensa en esto, un día empezamos a desear un auto original que pensamos que nadie tiene y después de ese pensamiento comenzamos a ver el mismo auto por todas partes y vemos los anuncios de publicidad de ese auto. ¡Wow!…, pensamos. Déjame decirte algo, el auto estuvo allí en todo momento, pero nunca antes lo vimos, porque nuestra mente no estaba centrada, pero, en el momento en que lo comenzamos a desear, el capitán (nuestro cerebro) da una orden y los ojos obedecen.

Walt Disney dijo: «si lo puedes soñar, lo puedes hacer.» Esta es una frase muy poderosa. Hay muchas personalidades de la historia que son ejemplos del poder de la visualización, como Leonardo Da Vinci, Julio Verne, Graham Bell, los hermanos Wright, Steve Job, etc., por mencionar algunos de ellos.

Todo lo que necesitas para ser feliz y exitoso está dentro de ti, así que, la invitación es a crear una mentalidad positiva para el éxito, liberar tu mente y darte el gran regalo de sentir el poder de la visualización.

Twitter: @Oscar_Coach.