lunes, 31 de agosto de 2015

En el proyecto piloto de educación sexual de Quebec “no habrá excepciones”

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Escuela en Ahuntsic educación para hijos de inmigrantes sin estatus en Canada

Foto: María Gabriela Aguzzi V / Grupo NM

Este año escolar comienza con varios debates en Quebec. Uno de ellos gira en torno al proyecto piloto de educación sexual, el cual arrancará en las próximas semanas en 15 escuelas de la Belle Province (llegará a unos 8.200 alumnos), con la intención de que los estudiantes puedan “comprender mejor la sexualidad, establecer relaciones afectivas respetuosas,  aumentar el espíritu crítico hacia mensajes sobre la sexualidad en el espacio público y prevenir problemas como las agresiones sexuales y las enfermedades de transmisión sexual”, tal como lo explicó el gobierno provincial cuando anunció el plan en junio de este año.

El ministerio de Educación de Quebec aseguró, justo con el inicio de clases, que en torno a la educación sexual no habrá ningún tipo de excepción: ni religiosa, ni cultural, ni de convicciones personales de los padres.

Pero hasta ahora el plan no ha tenido el visto bueno, al menos no de forma unánime, dentro de la comunidad de padres y representantes, ni dentro del mismo gremio educativo. 

Según entrevistas realizadas por The Canadian Press, el apoyo unánime al proyecto de educación sexual dista de ser una realidad y el tema de que no haya excepciones enciende las alarmas de los directivos de las escuelas, quienes han podido tener un feedback directo de algunos padres que no ven con buenos ojos la propuesta. 

Para el ministerio de Educación de Quebec “la educación sexual es muy importante como para ser opcional”, pero hay quienes, incluso desde el sector educativo, se preguntan si las autoridades tomaron en cuenta consideraciones de tipo religiosas o culturales.

Tal es el caso de Lorraine Normand-Charbonneau, presidenta de la Federación de Directores de Escuelas de Quebec, quien explicó a The Canadian Press que hay padres “que simplemente no quieren que sus adolescentes aprendan sobre masturbación”, preguntándose al mismo tiempo “¿qué vamos a hacer? ¿Sacar a esos estudiantes?”.

Desde el ministerio la respuesta es sencilla: “la educación sexual está planificada para todos los estudiantes de Quebec”, aseveró Pascal Ouellec, vocero de esta cartera.

¿El razonamiento? Que la educación sexual ayuda a “prevenir ataques sexuales, la violencia en las relaciones, las infecciones de transmisión sexual y por sangre y el embarazo precoz o no deseado“, agregó.

Otro de los problemas que están manifestando los propios profesores es la posibilidad de que éstos no estén del todo formados para impartir estos cursos. Desde el sindicato de profesores, Sylvain Mallette se dijo sorprendida del hecho de que el ministerio confiara un tema tan delicado como la educación sexual a personas que no tienen experticia en esa materia. 

Hasta ahora no se ha definido con exactitud a quiénes recaerá la delicada tarea. Las escuelas están previendo que sean maestros, profesores  y voluntarios (como enfermeras, o de organizaciones comunitarias) los que se alisten a dictar los cursos de educación sexual. Pero “¿qué pasará si nadie se muestra como candidato?”, se pregunta Normand-Charbonneau.

Cabe recordar en este punto que el proyecto piloto promovido por el gobierno prevé cursos y formación para los profesores en el campo de la educación sexual, los cuales, hasta ahora, no han sido impartidos. 

La decisión sobre quién impartirá en los cursos recae en cada administración de las escuelas escogidas para el plan piloto.

Algo que complica aún más el panorama es el debate actual en las negociaciones del contrato que adelantan los profesores de la provincia.

Como se recordará una vez transcurrido este año escolar se realizarán los análisis respectivos para determinar si la educación sexual regresa a las aulas de las escuelas quebequenses de manera definitiva.  Serán, en total, entre cinco a 15 horas dedicadas al tema de la sexualidad, por año.

Entre los puntos que estarán tocando estos cursos están:

  • Para los alumnos de prescolar el plan prevé tocar temas como las partes corporales de las niñas y los niños.
  • Para los de los primeros años de primaria los temas a estudiar estarán vinculados a la lucha contra los estereotipos sexuales.
  • Para los más avanzados en primaria, la enseñanza incluirá la lucha contra la homofobia y la prevención contra las agresiones sexuales.
  • Para los estudiantes de secundaria, el plan piloto prevé tocar contenidos que van desde la prevención de las enfermedades de transmisión sexual, hasta nociones sobre las relaciones amorosas y afectivas y la sensibilización ante la pornografía en Internet.

¿Qué opina?