miércoles, 2 de septiembre de 2015

AC/DC electrifica el Estadio Olímpico de Montreal

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro

Cuernos de luces rojas que parpadean, franelas negras por doquier, jerseys de los canadiens con el nombre de A. Young en la espalda,  entusiasmo y emoción a mil por hora fue lo que ofreció un público de aproximadamente 40.000 almas para recibir luego de seis años de ausencia en Montreal a los grandes del rock australiano: AC/DC.  

Los encargados de comenzar la fiesta, la banda de Los Ángeles Vintage Trouble hizo muy bien su trabajo con su ritmo blues-rock-soul y look de los años sesenta. Al público le encantó.

Luego de unos 40 minutos de espera, comenzaron a volar asteroides y meteoritos en las pantallas gigantes acompañados de fuegos artificiales al frente del escenario en forma de arco con cuernos para dar la bienvenida a los australianos. Rock or Bust, de su nuevo álbum del mismo nombre lanzado en el 2014, fue el tema inaugural de la noche. 

Shoot to Thrill, Hell Ain’t A Bad Place To Be, Back in Black, Play Ball, Dirty Deeds Done Dirt Cheap, Thunderstruck y High Voltage, ponen al público a delirar y a unas cuantas féminas a montarse para bailar en las sillas del parterre  y así molestar a más de un asistente detrás de ellas.

Las campanas de Hell’s Bells repican en el Big-O haciendo que la foule se prepare para lo que aún falta por venir.  Y lo lograron.  Para este momento el espectáculo iba cada vez mejor.

Angus Young es sin duda la vedette de AC/DC.  Es el integrante más “robacámara” del grupo. Sus habilidades con la guitarra durante 15 minutos en Let There Be Rock y su “Duck-Walk” a pesar de sus 60 años de edad demuestran que aún hay mucho rock n’ roll que ofrecer.

Brian Johnson, cantante de la banda, no se queda atrás.  Sabe cómo mantener al público atento y no hubo un solo tema en el que estuviese estático sobre el escenario.  Por el contrario, fueron muy pocas las veces que Brian Johnson no compartió con el público.

El resto de la banda, menos conocidos y con menor exposición pero no menos importantes en sus roles individuales son: Cliff Williams en el bajo, Chris Slade en la batería y Stevie Young en la guitarra rítmica (sobrino de Angus y Malcolm Young).

Luego de un corto receso, la banda regresó al escenario para interpretar Highway to Hell (de nuevo chicas sobre las sillas) y finaliza la noche con cañonazos en el famoso tema For Those About To Rock (We Salute You).

Caras felices, oídos sordos y la satisfacción de haber presenciado un espectáculo de rock con calidad A1, se despiden Estadio Olímpico de Montreal para emprender la poca amistosa salida del recinto por pasillos angostos.

Esperamos que los organizadores de estos tipos de eventos tomen en cuenta el clamor del público: El Estadio Olímpico de Montreal no es el sitio adecuado.  Su estructura no permite un buen sonido, el bajo y la batería rebotan afectando en ocasiones el desempeño de las guitarras.  Esto es un golpe bajo para los rockers fans de AC/DC.  El grupo australiano dispone de cinco camiones de altoparlantes para esta gira y así garantizar que el espectáculo tenga la intensidad requerida: un sonido duro.   

Adicionalmente debo mencionar que la voz de Brian Johnson estuvo, por momentos, opacada por los instrumentos. ¿Sería cuestión de ajuste en la consola de sonido o efectos de la edad?

La gira Rock or Bust continua en Canadá las siguientes fechas:

  • 3 de septiembre Ottawa
  • 5 de septiembre Moncton
  • 10 de septiembre Toronto
  • 17 de septiembre Winnipeg
  • 20 de Septiembre Edmonton
  • 22 de Septiembre Vancouver
Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro

Foto: Rodolfo Castro