sábado, 12 de septiembre de 2015

Celebración del matrimonio en Quebec: condiciones de validez

Publicado en:
Actualidad Notarial Portada
Por:
Temas:
boda matrimonio

Foto: Flickr – OverLay.Photo

Como acto solemne que es y del que se derivan importantes consecuencias legales, el matrimonio debe respetar escrupulosamente las condiciones de formación que establece la ley. Pero. ¿de qué condiciones se trata y quién tiene a su cargo el control de su cumplimiento?

CELEBRACIÓN DEL MATRIMONIO: CONDICIONES DE VALIDEZ

Como decíamos en el comienzo, la ley federal establece las condiciones de celebración del matrimonio, condiciones que si no son respetadas afectarán la validez del mismo.

Es al celebrante del matrimonio a quien incumbe la obligación de verificar el respeto de dichas condiciones.  

En la entrevista previa con los novios, el celebrante recabará de los futuros esposos la información necesaria y solicitará de los contrayentes las pruebas correspondientes que en cada caso le permitirán  llevar a cabo la verificación del cumplimiento de las condiciones de celebración.

Dentro de esas pruebas encontramos los certificados o actas de nacimiento originales y su traducción al inglés o francés si fuera necesario, los certificados de divorcio o de fallecimiento originales y su traducción al inglés o francés si fuera necesario, las piezas de identidad de los contrayentes y de los testigos, la autorización de los padres en el caso de los menores, etc.

Veamos ahora cuáles son esas condiciones:

Sexo: Si bien en principio la ley establecía que debía tratarse de personas de diferente sexo, esto fue posteriormente modificado permitiéndose hoy que los contrayentes sean personas de igual o distinto sexo.

Inexistencia de lazos matrimoniales anteriores vigentes: Deberá verificarse que los contrayentes no tienen lazos matrimoniales vigentes, ya sea porque nunca han estado casados o, si lo hubieran estado, porque se encuentran actualmente divorciados o viudos.

Edad: Como una medida lógica a fin de asegurarse que los contrayentes tengan la madurez suficiente para entender las consecuencias del acto de matrimonio que se aprestan a celebrar, la ley establece una edad mínima para el matrimonio.  

Así, los contrayentes deben tener al menos 16 años para poder contraer matrimonio. Por otra parte, si los contrayentes tuviesen menos de 18 años la autorización de los padres será necesaria para la celebración del matrimonio.

Inexistencia de grado de parentesco prohibido entre los futuros esposos: La ley impide la celebración de matrimonio entre personas que estén unidas por determinados grados de parentesco. Esos grados de parentesco prohibidos comprenden tanto la línea directa (por ejemplo padres o abuelos respecto de los hijos), como la línea colateral (hermanos entre sí, y tíos con sobrinos) y en los dos casos, ya sea que el parentesco sea por consanguinidad o  por adopción.  

VER MÁS – ¿Cómo se realiza un matrimonio bajo las leyes de Quebec?

NOTARIA Rosana Gabriela BER,  TE: 514-513-9788

rber@montreal-notaire.comwww.montreal-notaire.com