lunes, 21 de septiembre de 2015

Consolida tus deudas: qué hacer y qué no

Publicado en:
Mejorando tus finanzas Portada
Por:
Temas:
Foto: Cortesía Andrea Valdez

Foto: Cortesía Andrea Valdez

En los últimos años la consolidación de deudas se ha convertido en una forma muy popular para salir de deudas. Entre varias ventajas, como por ejemplo que sólo existe un solo pago mensual y se logra una reducción significativa del interés, la consolidación de deudas ha ayudado a muchos que hoy en día luchan para mantener un control sobre sus finanzas.

Dicho esto, hay muchas cosas que debes hacer y muchas otras que no debes hacer cuando se trata de la consolidación de la deuda. Si estás considerando este método como un medio para arreglar tu situación financiera, toma nota de los siguientes consejos antes de que tomes cualquier decisión.

  • Sí: Habla con un abogado de deudas profesional. Para muchos, la consolidación de deudas es la mejor opción, pero esto dependerá de muchos factores, como la cantidad de la deuda, el tipo de deudas, y tu estado de crédito actual. Por ejemplo, si tu crédito está en la cuerda floja, es posible que no puedas obtener la aprobación para un préstamo de consolidación de deuda.

No: Ir a la primera empresa que encuentres no es muy buena idea. Haz tu investigación. Hay muchísimas empresas que dicen que ofrecen consolidación de deudas, pero como en todo, algunas son mejores que otras. Cuídate de las empresas que te piden que pagues por adelantado. También ten cuidado con aquellas empresas que no tienen una historia estable: si la empresa sólo ha estado en el negocio por un año, talvez es mejor que te mantengas alejado. Lee sobre aquellas compañías que estás considerando. Asegúrate que estén bien establecidas, que tengan una reputación respetada y que tengan la experiencia, para que en realidad puedan ayudarte a eliminar todas tus preocupaciones con respecto a las deudas.

  • Sí: Una vez que hayas decidido que la consolidación de deudas es la mejor opción para tu situación financiera, piensa cuidadosamente en los plazos de tus pagos. El plazo más largo puede ser más atractivo porque ofrece los pagos mensuales más bajos, pero recuerda que vas a terminar pagando más en intereses que con pagos más altos y un plazo más corto.

No: El uso de tarjetas de crédito que ya liquidaste gracias a la consolidación es una muy mala idea. Por ejemplo, si terminaste de pagar una tarjeta de crédito con un límite de $ 10.000 ¡esto no significa que tienes $ 10.000 a tu favor! Considera la posibilidad de reducir los límites de las tarjetas que hayas liquidado y deja de usarlas a menos de que puedas asegurarte 100% de que la pagarás en cuanto te llegue la cuenta. Esta es una tentación muy peligrosa, trata de eliminarla.

La consolidación de deuda puede ser increíblemente beneficiosa, sólo tienes que tener cuidado antes de contratar los servicios de una empresa.

Si te encuentras en un hoyo sin salida, si constantemente te preguntas cómo puedo pagar mis deudas si no tengo dinero, tengo muchas deudas y no sé qué hacer, necesito un préstamo, entre otras cosas que te vienen por la cabeza, comunícate con nosotros, te podemos ayudar a encontrar la mejor solución para tus problemas.

DebtCare Canadá tiene el conocimiento, la experiencia y la reputación! Sabemos cómo ayudarte a eliminar esas deudas. Comunícate con Andrea Valdez al 1-877-296-0871 o a través de su correo avaldez@debtcare.ca. Síguela en Facebook y en Twitter.

Te invito a que recibas asesoramiento gratis en línea. Dale clic aquí para obtener un libro digital gratuito en “Cómo ser aprobado para un préstamo de consolidación de deudas”.