lunes, 28 de septiembre de 2015

Ley para prohibir el voto con el rostro cubierto ya no es una prioridad para los conservadores

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Steve (CC)

Foto: Flickr / Steve (CC)

La prohibición de votar con el rostro cubierto no será una prioridad para el Partido Conservador en el caso de llegar a ser reelegido el próximo 19 de octubre. 

Esto es lo que aseguran dos voceros de la tolda política liderada por Stephen Harper, Steven Blaney (ministro de Seguridad Pública federal, que no participará en la contienda electoral) y Jason Kenney (ministro de Defensa y antiguo ministro de Inmigración).

En 2007, el gobierno de Harper anunció que presentaría una ley para prohibir el voto con el rostro cubierto. Dos proyectos de leyes fueron presentados, pero no fueron adoptados por la Cámara de los Comunes en el Parlamento canadiense.

Esto no quiere decir que los conservadores dejarán pasar este asunto, según comentaron a La Presse ambos políticos, quienes confirmaron que, en este sentido, es más bien prioridad el prohibir el uso de la niqab en las ceremonias de juramentación de ciudadanía. 

En el caso de que presenten una nueva ley para prohibir el voto con el rostro cubierto, dijo Blaney, será para ser coherentes con las acciones emprendidas en esta materia, sobre todo, precisamente, a la hora de la juramentación. 

VER TAMBIÉN: 

Ha sido precisamente este tema, en buena medida, que ha permitido al Partido Conservador levantar en las encuestas de las últimas tres semanas. El Partido Liberal y el NPD han expresado, además, su rechazo a reforma a la Ley de ciudadanía presentada por los conservadores, que permite quitar la ciudadanía canadiense a personas que sean halladas culpables de terrorismo. 

La ley, de hecho, fue utilizada por primera vez para quitar la ciudadanía a Zakaria Amara, quien fue condenado en 2010 por su participación en el grupo terrorista Toronto 18. 

Para el Kenney, el hecho de que los líderes de los partidos opositores estén en contra de esta legislación, demuestra que ambos están «desconectados» de los deseos de los canadienses y, en particular, de los quebequenses.

Un sondeo dado a conocer esta mañana ponía a los conservadores a la cabeza de las encuestas, seguidos muy de cerca por los liberales. El NPD se mantiene en el tercer lugar de las intenciones de voto, después de haber liderado los sondeos durante las primeras semanas de campaña.

En otra encuesta, pero de Abascus, se puede ver la caída significativa de los neodemócratas en Quebec, con un retroceso de 17 puntos desde el último sondeo de esta firma.