martes, 6 de octubre de 2015

Canadá: Prevén que el Acuerdo Transpacífico genere bajo impacto en los precios

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Douglas Sprott (CC)

Foto: Flickr / Douglas Sprott (CC)

Este lunes fue considerado como histórico, luego de que fuera anunciado de que había una luz verde inicial para el Acuerdo Transpacífico (TPP), en el que Canadá, junto con otros 11 países, forman parte. Se espera que el tratado abra nuevos mercados para los productos y servicios de las naciones participantes, con aranceles más bajos -o nulos-, al tiempo que representará 40% del PIB mundial. 

No todo es color de rosa. Críticos al acuerdo argumentan que éste afectará a la clase trabajadora, al crear un ambiente más competitivo y de bajos costos, mientras en Canadá el tema de la protección a los productores del sector lácteo preocupa a los afectados.

Aunque el líder de los conservadores, Stephen Harper, asegura que el tratado operará «en el mejor de los intereses para la economía canadiense», el debate persiste y seguro continuará hasta pasadas las elecciones federales del 19 de octubre, cuando se espera que el Parlamento canadiense reafirme el acuerdo. 

Pero ¿cuál será el efecto real del TPP para los consumidores canadienses? 

Según expertos, los precios de los bienes y servicios no necesariamente sufrirán grandes cambios, esto a pesar de que uno de los efectos esperados es precisamente la competencia y bajos costos para industrias como la automotriz o la láctea. Los analistas advirtieron a La Presse Canadienne, sin embargo, que es fundamental esperar el texto definitivo del TPP para conocer con más profundidad el alcance del acuerdo. No se tiene del todo claro si el documento será público antes de las elecciones federales.

Eso sí, en el caso específico de los productos lácteos, los ciudadanos fuera de Quebec podrían observar una baja en los precios de la leche, el queso, el yogur, la mantequilla y otros alimentos. En este sector, el gobierno canadiense hizo una concesión -que ha sido ampliamente criticada- que permitirá que las importaciones representen aproximadamente el 3,25% de la producción láctea anual. 

Este factor, que sin duda sumará competencia al mercado nacional, podría hacer que los productores opten por bajar los precios de los productos, gracias en parte al ahorro que se prevé puedan hacer, pero los mismos expertos aseguran que «no hay ninguna garantía». 

Esa posibilidad de ahorro se podría desvanecer en Quebec, donde los precios mínimos de los productos lácteos son más elevados que en otras provincias y territorios canadienses.

Otro factor que incide directamente en el caso de la industria láctea, de cara al TPP, es el hecho de que el gobierno acordó una compensación por pérdidas de 4,3 millardos de dólares para los productores de este sector. Esto, en términos de ahorro, puede hacer que la factura quede casi sin mayor variación, pues si bien los consumidores podrían pagar menos por los productos, es posible también que tengan que pagar más en impuestos para cubrir esos subsidios.

Un mismo escenario se plantea para otros productos alimenticios, como el pollo y el pavo y los huevos, una industria que también podrá ver mayor cantidad de importaciones una vez en vigencia el TPP. Puede que los precios de estos alimentos también bajen, pero los analistas explican que estos costos podrían verse más afectados por otros factores, como el tipo de cambio, el precio del petróleo y hasta por la inflación nacional o global.

En el caso de la industria automotriz la previsión es que los precios bajen ligeramente para el caso de los vehículos fabricados fuera de Canadá, considerando que los aranceles de 6,1% impuestos a los autos importados, serán eliminados en los próximos cinco años, gracias al TPP.

El acuerdo también establece cuánto de un vehículo o de las autopartes deben ser fabricadas en los países firmantes, para que puedan ser vendidos sin aranceles.  Bajo el NAFTA, cerca de 60% de un auto o de las autopartes deben ser fabricados en Norteamérica, para no pagar impuestos. Con el TPP este porcentaje bajará entre 40 y 45% entre los 12 países que firmaron el convenio.