martes, 6 de octubre de 2015

Arregla tus finanzas: El mal crédito no siempre desaparece después de unos años

Publicado en:
Mejorando tus finanzas Portada
Por:
Temas:
Foto: Cortesía Andrea Valdez

Foto: Cortesía Andrea Valdez

Es un error muy común el pensar que el mal crédito «desaparecerá» una vez que hayas pagado tus deudas y que tu comportamiento crediticio haya mejorado. En realidad, la mala actividad crediticia no se evapora en el aire con unos pocos meses (o años) de buena conducta. La reconstrucción de crédito toma un poco más de trabajo. 

Por ejemplo, si te declaras en bancarrota en enero del primer año, pagas a tiempo todos los meses y completas tus pagos en enero del tercer año, la bancarrota permanecerá en tu informe durante seis años a partir de la fecha en que terminaste tus pagos (enero del año 9), no precisamente desde el año en que te declaraste en bancarrota.

Cuando se trata de la propuesta al consumidor, esta permanecerá durante tres años tras terminar todos tus pagos, al igual que cualquier asesoría de crédito.

Los períodos de inactividad también pueden afectar tu calificación crediticia. Por ejemplo, si un prestamista le asigna a las agencias de colección una deuda, esto se convierte en actividad negativa. Sin embargo, el no tener actividad tampoco significa que sea algo bueno. 

Muchas personas llegan a mí preguntándome: ¿Cómo puedo arreglar mi crédito? Cuando se trata de actividad, el tip que yo te recomiendo para arreglar crédito es utilizar continuamente crédito y siempre pagarlo a tiempo. Una tarjeta de crédito asegurada es una buena manera de hacerlo sin caer en la tentación de sobrepasar su uso.

Por lo tanto, si tienes mal crédito y deseas  limpiarlo, aquí hay algunos pasos que puedes tomar para comenzar el proceso:

  • Paso 1 – Muchas veces me preguntan ¿Cómo es que puedo saber mi historial crediticio? En realidad es muy fácil obtener tu informe de crédito y verificar lo que dice. Puedes encontrarlo en línea en Equifax y TransUnion, muchos  utilizan solo uno, mientras que otros utilizan ambos.
  • Paso 2 – Enfrenta la deuda en tu informe de crédito. Págala en su totalidad o utiliza la consolidación de deuda, para que así  puedas pagarla más fácilmente. De esta manera pagarás mucho menos de lo que debes y con la propuesta al consumidor podrás detener los impuestos y reducir los pagos.
  • Paso 3 Documenta TODO. Cada vez que termines una deuda, obtén las copias de la prueba de tu acción. Puede tomar algo de tiempo para que estos pagos se registren, pero siempre ten todo documentado.
  • Paso 4 – Asegúrate de que la agencia de informes de crédito esté enterada de que terminaste de pagar esa deuda. No cuentes en que tu prestamista se los dirá. Envíales  los documentos señalados anteriormente por medio de correo certificado para que te asegures de que les llegarán.
  • Paso 5 – Comienza el proceso de reconstrucción. Considera la posibilidad de una tarjeta de crédito asegurada para mostrar que te has comprometido a mantener la historia crediticia positiva

Al final de cuentas, la única manera de mejorar  un mal crédito es pagando tus deudas y dejar que el tiempo muestre que tus hábitos de pago han mejorado.  

Para más información sobre como reconstruir tu crédito efectivamente, ponte en contacto con Andrea Valdez al 1-877-296-0871 o a través de su correo avaldez@debtcare.caSíguela en Facebook y en Twitter.

Te invito a que recibas asesoramiento gratis en línea. Dale clic aquí para obtener un libro digital gratuito en “Cómo ser aprobado para un préstamo de consolidación de deudas”.