miércoles, 14 de octubre de 2015

Ottawa frena decisión de Montreal de verter aguas residuales en el Saint-Laurent

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

Ottawa dijo que no –por ahora-  y el alcalde de Montreal considera la decisión “irresponsable e injusta”. 

A cuatro días de materializarse el plan de verter 8.000 millones de litros de aguas residuales al río Saint-Laurent, el gobierno federal anunció que no otorga el permiso necesario para llevar a cabo la medida, a lo que el alcalde Coderre reaccionó preguntándose “¿por qué Montreal vive esta injusticia?”. 

El burgomaestre aseveró que “según mis informaciones, que provienen de Environment Canada, se trata de la primera vez desde 1977 que se habla de una orden ministerial para detener el plan”, considerando que las autoridades federales invocaron esta medida para impedir que Montreal ejecute la propuesta. 

VER TAMBIÉN: 

Coderre reiteró que la decisión de Ottawa tiene un carácter político. “Se hace política a cuesta de los montrealeses”, dijo, afirmando que el gobierno federal desea sumar puntos por este tema, en plena campaña electoral, ante las elecciones del próximo lunes.

El alcalde agregó que el 10 de octubre recibió un correo firmado por el director regional de Environment Canada, Philippe Morel, en el que éste señaló que se habían entregado todos los requisitos necesarios para verter las aguas servidas en Saint-Laurent, por lo que no entiende por qué ahora Montreal no tiene la luz verde. 

Este mismo miércoles el gobierno federal, a través de Denis Lebel, informó que se nombrará un experto independiente, de forma acelerada, quien estará encargado de hacer una prueba científica y medirá el impacto de un eventual vertimiento de las aguas residuales al importante río. Esto permitirá decidir si finalmente da la autorización o no. 

Desde la oposición municipal celebraron la orden ministerial de detener la medida. Projet Montréal se dijo satisfecho por la decisión, mientras que, desde el gobierno provincial, se asegura que se hizo todo el trabajo necesario y que la información dada por el federal está en línea con lo dicho por el gobierno de Quebec.