viernes, 16 de octubre de 2015

¿Quién era Ken Taylor, y por qué su muerte tiene un significado tan importante en Canadá?

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Ken Taylor

Foto: YouTube

Muchos quizá no sabrían quién fue Ken Taylor si no fuera por la película Argo. Pero en la historia de Canadá, y del mundo, el diplomático nacido en Calgary fue protagonista de un momento clave.

Este jueves falleció Taylor en un hospital de Nueva York, donde trabajó como cónsul en nombre del gobierno canadiense durante un tiempo y lugar que había convertido en su hogar desde hace varios años. Tenía 81 años y una carrera que cambió por completo en el año 1979.

Taylor fue una de las mentes maestras detrás del espectacular escape de los rehenes estadounidenses, quienes lograron salir de Teherán luego de la toma de la Embajada en pleno apogeo de la revolución. Sus vivencias eran materia para libros y relatos, al punto que llegaron a concretizarse en la popular película de Ben Affleck, Argo, en la que se narra toda la colaboración que dio la Embajada de Canadá para resolver la crisis de los rehenes.

El pasado mes de agosto Taylor había sido diagnosticado con un cáncer de colon. Unas semanas después falleció en un hospital, acompañado por su esposa Pat. Su amigo, Ralph Lean, dijo a la agencia Canadian Press: “Los canadienses perdieron a un verdadero héroe, que vivió su vida al máximo y yo tuve la oportunidad de estar al lado de Taylor”.

Taylor, como embajador en Irán, fue una pieza fundamental en el llamado Canadian Caper, un plan que diseñaron junto a la CIA para sacar a seis ciudadanos estadounidenses de Teherán, utilizando identidades falsas y haciéndolos pasar por ciudadanos canadienses.

El antiguo diplomático era tan sincero que incluso no dudó en criticar la película Argo, haciendo uso de su patriotismo, reivindicando el rol que Canadá tuvo en toda la hazaña e incluso criticando en muchas ocasiones la actuación de la CIA.

Para casi la totalidad del mundo político del país, Taylor fue un “héroe” y alguien que dedicó toda su vida a su país.

“Como embajador de Canadá en Irán durante la revolución, Taylor valerosamente arriesgó su propia vida para proteger a un grupo de diplomáticos estadounidenses”, señaló el primer ministro, Stephen Harper, en un comunicado. “Ken Taylor representaba lo mejor que tiene el servicio diplomático de Canadá”.

Taylor nació en Calgary en 1934. En 1980 recibió la Orden de Canadá y nunca dejó de trabajar como representante del país en el extranjero.

Todos los líderes de los partidos políticos expresaron sus condolencias en Twitter: