lunes, 26 de octubre de 2015

La OMS declara las carnes procesadas como cancerígenas y alerta sobre las carnes rojas

Publicado en:
El Mundo Portada
Por:
Temas:
Charcuteria carnes procesadas

Foto: Flickr – Silverman68 (CC)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sacudió a todo el mundo, y en especial a los amantes de las carnes rojas. Un estudio del organismo señala que comer carne procesada aumenta el riesgo de sufrir cáncer.

Un grupo de expertos que analizó una gran cantidad de datos determinó que las carnes procesadas, como salchichas, embutidos y hamburguesas, son “carcinogénicos para los humanos”, por lo que decidieron ubicarlas en el grupo de sustancias peligrosas para la salud, al mismo nivel del tabaco, el plutonio y la contaminación del aire.

Pero la OMS no se detuvo ahí. En el mismo informe publicado hoy, hablan de la carne roja (res, cerdo, cordero, etc) como alimentos “probablemente carcinogénicos” para los humanos.

Este estudio fue realizado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y un grupo de 22 científicos de 10 países distintos, quienes analizaron todos los estudios publicados sobre las carnes procesadas y rojas y sus efectos en la salud.

Se debe recordar que se considera a la carne procesada a aquella que ha sido transformada por cualquier proceso, como sal, curación, fermentación, ahumado, etc. Por su parte, el concepto de carne roja es la que proviene de algún músculo de un mamífero.

La OMS dice que la evidencia es contundente como para publicar estas conclusiones, las cuales están generando un gran impacto alrededor del mundo. Según sus análisis, existe una correlación entre muchos de los casos de cáncer, especialmente el colorrectal, y el alto consumo de carnes procesadas.

La mayoría de los datos proviene de estudios en Europa, Japón y Estados Unidos.

Si bien en análisis de la OMS ubica a las carnes en el mismo rango que otros elementos dañinos, su impacto es mucho más limitado. El organismo señala que unas 34.000 muertes por año pueden ser atribuidas a un alto consumo de carnes procesadas. Por el contrario, más de un millón de muertes son atribuidas al tabaco, 600.000 al alcohol y 200.000 a la contaminación atmosférica.

Los expertos señalan que el consumo elevado de carnes rojas, por su parte, está vinculado a muchos casos de cáncer, especialmente de páncreas y de próstata.