miércoles, 28 de octubre de 2015

Recorriendo «la tierra de las oportunidades», siempre tras un sueño

Publicado en:
Blogs Portada
Por:
Temas:
Cortesía Catalina López Zuluaga

Cortesía Catalina López Zuluaga

“La tierra de las oportunidades” es un lugar inexistente, todo está en nuestra mente, que siempre busca algo más allá. Nuestros sueños nos llevan inconscientemente al mejor lugar para hacerlos realidad. Para algunos ese lugar queda en una ciudad vecina, pero para otros está en otro continente. ¿Sabes dónde se encuentra tu tierra de las oportunidades?

Hace algunos años Estados Unidos se llevaba el título, pues era la tierra del oro; más tarde se convirtió en el país libre donde podías hacerte rico con tus ideas. Para muchos sigue siendo el destino más codiciado de alcanzar. No obstante, la humanidad parece haber despertado y aprendido un poco más acerca de lo que verdaderamente importa en la vida.

Desde que nacemos ya nos encontramos en la tierra de las oportunidades, una muy grande que amerita unos cuantos años para conocerla. El sueño ahora ya no es ir tras la riqueza, sino conocer toda la riqueza que nos rodea. Viajar por el mundo es la mejor aventura que se puede emprender.

Recorrer el mundo cuesta poco

Muchas historias inspiradoras nos han hecho aprender que no necesitamos mucho dinero para poder viajar y conocer el mundo, de hecho algunos lo han logrado sin siquiera un centavo, dejando toda su vida atrás y no hay uno solo que se haya arrepentido, ni siquiera aquellos que se han encontrado en situaciones difíciles.

La única forma para salir a recorrer el lugar de tus sueños es tomando la decisión, si realmente lo queremos conseguiremos la forma; algunos ahorran por algunos años para contar con una buena reserva; otros están dispuestos a hacer de todo por unos tazones de comida y una cama donde dormir y aun si no lo consiguen, están preparados para acampar en la intemperie con tal de seguir la travesía sin rendirse.

No es difícil conseguir ayuda. Siempre habrá alguien dispuesto a ayudarte. Es increíble la cantidad de personas que puedes conocer y que te dan su mano a veces sin pedir nada a cambio. Así como nosotros viajamos para ver cosas exóticas, también nos convertimos en piezas exóticas para los pueblos que visitamos y por eso es muy fácil conseguir su hospitalidad.

El idioma es la llave para abrir las puertas del mundo

No es obligatorio hablar perfectamente todos los idiomas del mundo, sin embargo, hablar más de un idioma te puede abrir muchas puertas y hará que tus viajes sean más agradables, evitando contratiempos tales como perderte, pagar más de la cuenta, o tener altercados por no conocer la cultura y costumbres del lugar que visitas.

El inglés es el idioma internacional por excelencia, además es el más simple de aprender y la mayoría de los lugares turísticos cuentan con personas que lo hablan, creando el puente perfecto entre personas que hablan distintas lenguas. Así que procura ir perfeccionando tus habilidades en esta lengua para lograr una mayor conexión con otras personas alrededor del mundo.