jueves, 29 de octubre de 2015

Fin de la política de hijo único: China permitirá a todas las parejas tener dos niños

Publicado en:
El Mundo Portada
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / YouTube

Foto: Captura de pantalla / YouTube

Luego de más de 30 años de una controvertida política, China anunció este jueves que pone fin a la prohibición de tener más de un hijo, permitiendo ahora que “todas las parejas” puedan tener dos niños. 

La información de la eliminación de la política del “hijo único” se conoció este jueves luego de finalizada la reunión plenaria del Comité Central del Partido Comunista, que se extendió por cuatro días y en la que se aprobó el 13° Plan Quinquenal, que tendrá los lineamientos de la política económica y social del país asiático para el periodo 2016-2020.

Aún no se conocen mayores detalles sobre el cambio de la política, pero sí queda claro que las autoridades chinas desean flexibilizar las estrictas medidas demográficas. La flexibiliación comenzó en 2013, año en el que se permitió tener dos hijos a aquellas parejas en las que al menos uno de los padres fuese hijo único

La política del hijo único se estableció en China en 1979, como una medida radical de control de la natalidad, que tenía como objetivo frenar el excesivo crecimiento de la población y las consecuencias negativas que esto conllevaría.  Según las autoridades chinas, gracias a esta política se han evitado unos 400 millones de nacimientos. Los analistas insisten que el costo social de una medida tal ha sido muy elevado, pues ha generado esterilizaciones, abortos forzosos, infanticidios y una desproporción entre el número de hombres y de mujeres. 

Además, alrededor de 30% de la población china tiene más de 50 años, lo que es generalmente simbolizado como una bomba demográfica, pues en los años venideros habrá un aumento considerable de los costos sociales y una disminución en la fuerza laboral. 

Los analistas han aseverado tras el anuncio que éste es una muestra de que el partido comunista quiere tomar medidas tan pronto como sea posible, de tal manera de frenar o ralentizar los efectos de más de 30 años de la política del hijo único. 

Las flexibilizaciones, dijeron, forman parte del plan del presidente Xi Jinping de reformar la economía china y de implantar un sistema que permita un crecimiento más equilibrado, donde haya además más servicios, consumo interno e innovación.  

Será necesario esperar para ver los efectos del anuncio de este jueves, esto consdierando que tras la flexibilización anunciada en 2013, sólo 1,5 millones de parejas -de las 11 que podían tener un segundo hijo- pidieron permiso a las autoridades, una cifra mucho menor a lo que se esperaba. Los argumentos para no tener un segundo hijo de parte de las parejas chinas van desde el costo económico de criar un infante hasta las presiones que genera el tener un hijo en una sociedad tan competitiva. 

China es actualmente el país más poblado del mundo. Culminó el 2014 con una población de 1.367.820.000 habitantes, un aumento de 7.100.000 personas respecto a 2013.