martes, 3 de noviembre de 2015

Gobierno liberal de Canadá retomará el antiguo formato del censo

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Boxing Day Canada

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Una de las primeras medidas que llevará a cabo el nuevo gobierno liberal de Canadá será el restaurar el formato largo del censo, según reportes. 

Se cree que el anuncio de esta medida se realizará pronto, luego de la juramentación del primer ministro electo, Justin Trudeau, y su gabinete ministerial. 

Para muchos expertos en materia de estadísticas, el restaurar el antiguo formato del censo es necesario luego de que los conservadores recortaran el cuestionario en 2010, sobre el cual se realizó el último censo (2011).

Fabiola Sicard, directora de Banca multicultural de Scotiabank, considera «vital» el restaurar el uso del formato largo del censo. «El censo es útil para planear servicios a la población, infraestructura, etc. En un país con una migración tan importante esta información es indispensable«, dijo a NM en una entrevista.

Según un reporte del Toronto Star, el restaurar el antiguo formato del censo es también vital para el gobierno liberal, pues de esta manera éste demostrará su compromiso con políticas realizadas sobre la base de la ciencia. 

Para la restauración del viejo formato no es necesario aprobar leyes o reformas, sólo se requiere que el gabinete lo apruebe, dijeron fuentes al diario torontés.

El cambio en el formato del censo, que se llevaba a cabo sobre la base de 61 preguntas, fue realizado por los conservadores sin haber realizado consultación alguna, reduciendo el total de preguntas a ocho y haciendo las encuestas de forma voluntaria. 

Con el viejo modelo (el que se quiere volver a implantar) las preguntas eran enviadas a uno de cada cinco hogares canadienses. En éste se incluían preguntas en materia de idioma, etnia, educación, empleo y hábitos sobre sus traslados. Permitía, a juicio de los expertos, tener un mejor perfil del país y sus ciudadanos.

Precisamente las respuestas a esas preguntas y las tendencias que se establecían entre uno y otro censo permitían a las autoridades planear y ejecutar medidas de infraestructura y de servicios urbanos, al tiempo que ayudaba a la empresa privada a conocer más a sus consumidores. 

Cuando fue modificado por el formato corto, en 2011, el entonces director de Statistics Canada, Munir Sheikh, levantó su voz en contra de la medida, advirtiendo que el sondeo voluntario no funcionaría. Su advertencia no fue tomada en cuenta, pero la agencia federal no pudo publicar en detalle información sobre comunidades más pequeñas, por ejemplo.

Otro de los sectores afectados por el cambio fue el empresarial. 

Si bien la medida no ha sido confirmada de forma oficial luego de que los liberales resultaron electos para gobernar por los próximos cuatro años, la acción forma parte de las promesas planteadas en la plataforma liberal presentada durante la campaña electoral, con el objetivo de «dar a las comunidades la información que necesitan para servir mejor a los canadienses». 

En la campaña los liberales de Trudeau indicaron que «sin información precisa y confiable, las comunidades de Canadá no pueden planificar a futuro». 

Otra de las promesas en este campo es hacer de StatCan un organismo «plenamente independiente». 

Considerando que hay un censo planificado para el año 2016, los liberales deberán actuar sobre este tema de forma acelerada.