lunes, 9 de noviembre de 2015

Hospital de Toronto es el primero en el mundo en tratar tumores cerebrales con procedimiento no invasivo

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / Sunnybrook Hospital - YouTube

Foto: Captura de pantalla / Sunnybrook Hospital – YouTube

En el Sunnybrook Hospital de Toronto sus especialistas comenzarán a tratar los tumores cerebrales con un nuevo procedimiento no invasivo, convirtiéndose así en el primer centro hospitalario del mundo en ofrecer esa posibilidad.

Según informaron las autoridades del centro se trata de un paso histórico, pues el nuevo tratamiento se realiza sobre la base de un «ultrasonido enfocado», para romper la barrera hematoencefálica y así tratar a los pacientes.

«Esa barera ha sido un obstáculo persistente a la hora de dar tratamiento a enfermedades como tumores», explicó el doctor Todd Mainprize, principal investigador en el estudio y neurocirujano del Hurvitz Brain Sciences Program del mencionado hospital.

«Estamos contentos de poder abrir temporalmente esa barrera para hacerle quimioterapia directamente al tumor cerebral«, agregó en un comunicado de prensa.

El procedimiento comienza con inyecciones de mibroburbujas o partículas microscópicas de aire que circulan en el torrente sanguíneo. Los especialistas explicaron que luego utilizan un ultrasonido enfocado a través de un MRI de última avanzada para llegar a los vasos sanguíneos en la barrera hematoencefálica, cerca del tumor. Esto hace que las microburbujas se muevan y, temporalmente, hagan huecos en la barrera, permitiendo que el tratamiento avance directamente hacia el tumor.

En un caso reciente, un paciente fue intervenido quirúrgicamente para extraerle parte del tumor y luego fue sometido al nuevo tratamiento, demostrando el éxito del mismo.

«Esta técnica abre nuevas oportunidades para realizar tratamientos más efectivos en áreas específicas«, explicó el médico.

VER TAMBIÉN: 

En esta fase de prueba se tratarán entre seis o 10 pacientes adicionales en los próximos meses, de tal manera de demostrar la seguridad de abrir temporalmente la barrera hematoencefálica.

La esperanza está enfocada en que este nuevo tratamiento permita ayudar a pacientes con cáncer cerebral, a quienes sufren de Parkinson y a los que padecen de Alzheimer.