viernes, 13 de noviembre de 2015

Ontario: Jóvenes siguen enviando mensajes de texto mientras conducen

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Foto: Reporte Texting While Driving Behaviour among Ontario Youth and Young Adults / Departamento de Salud Pública de Ontario

Foto: Texting While Driving Behaviour among Ontario Youth and Young Adults / Departamento de Salud Pública de Ontario

Si bien el enviar mensajes de texto mientras se está detrás del volante es ilegal en Ontario -al igual que en Quebec-, los adolescentes y adultos jóvenes siguen utilizando sus celulares cuando manejan, según el reporte más reciente del Depertamento de Salud Pública de Ontario. 

El reporte, titulado Texting While Driving Behaviour among Ontario Youth and Young Adults, muestra que 90% de los participantes en un estudio conocen las leyes de esta provincia canadiense pero, a pesar de ello, un número importante entre ellos aseveró que leen y envían mensajes de textos mientras conducen.

Heather Manson, directora general de la dependencia provincial, indicó que “en su conjunto, los participantes de la encuesta reconocieron que el enviar mensajes de texto y leerlos es peligroso. La mayoría de ellos dijo que se sentían culpables, que saben que no hay que hacerlo, pero muchos reconocieron que lo siguen haciendo“.

A través de un comunicado de prensa se pudo conocer que para hacer el estudio, el departamento de salud pública encuestó, en línea, a 2.000 residentes de Ontario, con edades entre 16 y 24 años. 

Según dijeron los autores del reporte, hubo “tres grandes sorpresas”:

  • Existe la percepción de que el enviar textos es más peligroso que leerlos (57% vs 31%), aun cuando las dos acciones representan una distracción cuando se está al volante 
  • El número de personas que reconocieron enviar y leer mensajes de texto al conducir fue menor al previsto 
  • A pesar de que los conductores conocen las leyes y presentan una fuerte convicción en contra de este tipo de acciones, más de la mitad de los participantes (55%) reconocieron leer mensajes de texto cuando están manejando y un poco más de un tercio (44%) indicaron que enviaban mensajes de texto. 

Según el Ministerio de Transporte de Ontario, si las tendencias actuales en materia de choques se mantiene, el número de muertes que se pueden atribuir al manejo de forma distraída superará, de aquí al 2016, al de accidentes mortales generados por conducir en estado de ebriedad. 

Desde octubre de 2009, Ontario prohibió el uso de teléfonos y otros aparatos portátiles al manejar, con el objetivo de reducir los riesgos que representa el conducir con distracciones. En 2014 esas disposiciones legislativas fueron reforzadas.  

De hecho, desde este otoño hay sanciones más severas en Ontario para quienes no cumplan con las leyes, con multas más elevadas, pérdida de más puntos en la licencia y hasta suspensiones del permiso de conducir.

Para el doctor Donald Redelmeier, médico en el Centre Sunnybrook, “el enviar mensajes de texto mientras se maneja representa un gran riesgo para quien conduce, para los pasajeros, las otras personas en la vía y para los peatones”. 

El especialista destacó que un punto positivo que se debe destacar del reporte es que son menos de lo que se pensaba los jóvenes que continúan haciéndolo, por lo que considera que, en lo sucesivo, podría ser interesante destacar el hecho de que “no todo el mundo lo hace”, a la hora de realizar las campañas de sensibilización y prevención.

Para ver el reporte (en inglés) aquí.