jueves, 19 de noviembre de 2015

Banco de Canadá advierte que el crecimiento menos acelerado es parte de la nueva realidad económica

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Banco de Canadá precios del petróleo proyecciones

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Un crecimiento menos acelerado en las economías desarrolladas podría ser «lo normal» para los años venideros, según un reporte publicado este jueves por dos expertos del Banco de Canadá. 

El reporte, titulado Slower Growth the New Normal in Advanced Economies? fue realizado por Abeer Reza y Subrata Sarker, quienes explican que «en general, hay evidencia de que el crecimiento en las economías desarrolladas se mantendrá lento en el futuro inmediato en comparación con el promedio registrado antes de la crisis financiera, como resultado de una combinación de factores cíclicos y estructurales».

Entre los factores cíclicos mencionados por los autores del reporte están la necesidad de controlar tanto la deuda de los hogares canadienses como la de los gobiernos. Estos factores, dijeron los expertos,  deberían ir cediendo con el tiempo. Pero otros factores, de más largo aliento (como el envejecimiento de la población)  seguirán presionando la capacidad de crecimiento económico.

Generalmente, después de una recesión, las economías rebotan de forma más acelerada, pero no fue así después de la crisis financiera que hundió a las principales economías del mundo en una recesión que se extendió hasta 2009 -y más-. Entre el 2010 y el 2014, el crecimiento promedio fue sólo de 1,4% en las economías desarrolladas, mientras que antes de la crisis, el promedio fue de 3,6% (entre 1985 y 2007).

Gráfico: Is Slower Growth the New Normal in Advanced Economies? / Banco de Canadá

Gráfico: Is Slower Growth the New Normal
in Advanced Economies? / Banco de Canadá

Para los especialistas el problema de largo plazo más importante es precisamente la tasa desacelerada de población con edad para trabajar mientras los llamados baby boomers se retiran. En el reporte se destaca en este punto que un retiro postergado y una mayor participación de las mujeres en el mercado laboral han ayudado en el pasado a compensar esa tendencia.

Los autores advierten, sin embargo, que «al menos de que estas fuerzas demográficas se compensen aumentando la productividad o una mayor inmigración, se convertirán en un menor crecimiento con cualquier tasa de productividad laboral».

Para los autores del reporte el punto positivo es que las políticas monetarias ya se están realizando sobre la base de esta «nueva realidad», aseverando que si bien «un retroceso en el crecimiento potencial puede reducir la tasa neutral de interés en muchas economías, los funcionarios en materia monetaria aún tienen un gran rango para maniobrar». 

Para ver el reporte completo (en inglés): aquí.