jueves, 19 de noviembre de 2015

Cerebro de los ataques murió en asalto policial realizado al norte de París

Publicado en:
El Mundo Portada
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / Radio-Canada

Foto: Captura de pantalla / Radio-Canada

Actualizado –  Jueves 19 de noviembre: El yihadista belga que se cree fue el cerebro tras los atentados en París que dejaron 129 fallecidos, Abdelhamid Abaaoud, falleció en el operativo realizado por las fuerzas del orden este miércoles en Saint-Denis, al norte de la capital francesa.

El fiscal de París, François Molins, informó que el yihadista de 27 años de edad fue identificado por sus huellas dactilares, pero las autoridades aún no saben cómo falleció. Su cuerpo fue hallado en el apartamento donde ayer se llevó a cabo un gran operativo en la búsqueda de los responsables de los atentados.

Como se recordará, además del yihadista muerto, una mujer se hizo estallar en el operativo, Hasna Aitboulahcen, quien se cree es la prima de Abaaoud.

Abdelhamid-Abaaoud

 

Ayer

Una mujer se hizo estallar con un cinturón de explosivos y un hombre falleció en una operación realizada en Saint-Denis, al norte de París, en búsqueda de posibles responsables de los atentados terroristas ocurridos el viernes pasado. En el operativo también fueron detenidos siete sospechosos. 

La operación tenía como objetivo ubicar a Abdelhamid Abaaoud, un yihadista belga que se cree fue el organizador de los ataques del viernes pasado.

No se conoce hasta ahora si Abaadoud fue detenido o si falleció. La policía está realizando actualmente las verificaciones necesarias para determinar la identidad de las personas arrestadas en el operativo. 

Según reportes de Metronews, el inquilino del apartamento donde se llevó a cabo la operación, donde se inmoló la mujer y fue muerto otro presunto terrorista, tiene antecedentes penales, pues había pagado una condena de ocho años de cárcel por haber asesinado a «su mejor amigo». En declaraciones a BFMTV, antes de ser trasladado por los agentes policiales, aseveró que no conocía a las personas que había alojado en el apartamento.

De acuerdo con fuentes que conversaron con la agencia Reuters, las autoridades francesas estaban tras la pista de presuntos yihadistas que planificaban un ataque en la urbanización de negocios de París, La Défense, cuando llevaron a cabo el operativo en Saint-Denis.

El presidente francés,  François Hollande, se dirigió al país tras el operativo, reiterando que ha sido «el Estado entero el atacado. No cederemos ante el miedo». 

Cinco agentes policiales resultaron ligeramente heridos en el operativo, en el que participaron numerosos refuerzos, entre ellos un helicóptero y efectivos militares.

¿Qué se conoce sobre Abdelhamid Abaaoud?

Es un hombre de 28 años de edad, miembro activo del grupo autodenominado Estado Islámico, en Siria. Es considerado como el líder de numerosos yihadistas en Bélgica. Su familia llegó a este país hace 40 años. Nació en Molenbeek, uno de los distritos de Bruselas, la capital belga.

Atentado en Nigeria

Mientras los ojos del mundo siguen sobre París, un atentado perpetrado en Nigeria dejó como saldo 32 fallecidos y al menos 40 heridos, ayer martes. Se trató de una bomba que estalló en la ciudad de Yola, en el noreste del país.

La explosión se registró en Jambutu, capital del estado de Adamawa, donde recientemente estuvo el presidente Muhammadu Buhari. Éste había prometido a los habitantes de esa ciudad que el grupo yihadista Boko Haram estaba a punto de ser derrotado.

El mundo en alerta

Mientras todo esto ocurre en Francia, el estado de alerta continúa en Occidente. Este mismo martes, dos vuelos de Air France que tenían como destino París, debieron ser desviados (uno a Halifax, Canadá, y otro a Estados Unidos), tras recibir amenazas luego de los despegues.

Tras aterrizar, ambos vuelos fueron inspeccionados por las fuerzas de seguridad, las cuales no encontraron ningún tipo de explosivos en los aparatos.

Más temprano, un amistoso Alemania-Holanda, que se jugaría en Hannover, debió ser suspendido a hora y media antes de comenzar por un riesgo real de un atentado terrorista.