martes, 1 de diciembre de 2015

Nuevo canadiense cumple su plan y se retracta de juramento a la reina

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Ceremonia Ciudadanía Canada

Foto: María Gabriela Aguzzi / Grupo NM

Actualizado: Martes 1° de diciembre, 12:00 pm – Tal y como lo tenía planeado, Dror Bar-Natan se retractó, luego de ser juramentado como ciudadano canadiense, de la parte del juramento en el que se le expresa lealtad a la reina Elizabeth II, jefa de Estado de Canadá.

La ceremonia de juramentación en la que participó Dror Bar-Natan se llevó a cabo este lunes.

Tras la ceremonía, el profesor de matemáticas de origen israelí, reiteró que está orgulloso de ser canadiense. “Es un país maravilloso. Es país verdaderamente bello, con la excepción de una cosa, con la cual yo no estoy de acuerdo (la juramentación a la reina)”.

Bar-Natan se juramentó, en Toronto, con otras 80 personas que son ahora ciudadanas canadienses. Posteriormente se dirigió al juez de ciudadanía para anunciarle su intención de retractarse de la parte del mensaje donde se ofrece lealtad a la reina Elizabeth II. Presentó entonces una carta en la que se retractó formalmente.

Lunes 30 de noviembre

Un inmigrante de origen israelí, que después de vivir 13 años en Canadá se convertirá en ciudadano canadiense, anunció que tiene planeado retractarse inmediatamente después de que haga la juramentación a la reina Elizabeth II requerida en este proceso.

Se trata de Dror Bar-Natan, de 49 años de edad, quien envió una carta a un juez de ciudadanía para anunciarle su oposición a este juramento que todo inmigrante debe realizar al momento de convertirse en ciudadano. Es un requisito indispensable e incluso en la sala, al momento de la juramentación, hay oficiales pendientes de que efectivamente todos los presentes por convertirse en ciudadanos canadienses se comprometan a ser “faithful and bear true allegiance to Queen Elizabeth the Second, Queen of Canada, her heirs and successors“. Ésta es, sin embargo, una parte del mensaje que debe expresarse. El resto tiene que ver con ser un buen ciudadano.

Para Bar-Natan la juramentación a la reina en específico es “repulsiva”. 

Como se recordará la reina Elizabeth II es la jefa de Estado de Canadá. Para Bar-Natan la Reina es un “símbolo de privilegio arraigado y anticuado”, reseña CBC. 

Foto: www.math.toronto.edu

Foto: www.math.toronto.edu

Bar- Natan ha estado en esta situación desde hace ya algunos años. Fue uno de tres residentes permanentes que cuestionó la constitucionalidad de hacer la ciudadanía condicionada a la promesa de ser “fiel a la reina Elizabeth II”. 

La corte de Ontario respondió al futuro ciudadano que la reina sigue siendo la jefa de Estado de Canadá y que la juramentación es un “compromiso simbólico a ser gobernado por una monarquía constitucional hasta que esto cambie de forma democrática”.

Pero la misma corte explicó que todos los ciudadanos tienen derecho a expresar puntos de vista antimonarquistas y que los nuevos canadienses pueden “rechazar públicamente lo que ellos consideran es el mensaje transmitido en el juramento”.

Es eso lo que precisamente planea hacer Bar-Natan. “Voy a decirle al juez de ciudadanía: ‘reniego de esto'”. 

Para ello, el futuro canadiense ya tiene una segunda carta que entregará al juez en la ceremonia.  

Bar-Natan también creó una página web, “como un servicio para otros”, para que futuros canadienses expresen su desacuerdo.