miércoles, 2 de diciembre de 2015

Primeras previsiones del invierno en Canadá: menos periodos de frío extremo y más corto

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Tormenta Invierno Nieve Montreal Canada

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Las primeras previsiones sobre cómo será el invierno que está en puertas indican que éste será más bien suave para todo Canadá. No es que no habrá bajas temperaturas, sino que serán menos los períodos de frío extremo.

Según MétéoMédia, las regiones al norte, desde Columbia Británica hasta Ontario, tendrán un invierno menos fuerte de lo normal, mientras que desde el sur de Ontario hasta las provincias atlánticas vivirán incluso un inicio del invierno muy «cálido».

Para los especialistas, el mes de diciembre será particularmente cálido, lo que contrastará con los diciembres previos. En 2013, por ejemplo, justamente el sur de Ontario hasta las regiones atlánticas de Canadá vivieron una gran tormenta de hielo que dejó a más de 600.000 clientes sin energía eléctrica. En 2014 hubo tormentas de nieve de gran magnitud.

Para este invierno también se pueden esperar menos precipitaciones que las normales, especialmente en las provincias al oeste del país. Si a eso se le suma el hecho de que las temperaturas podrían ser más elevadas, esto se traduce que habrá menos nieve y más lluvia cuando se registren precipitaciones.

La falta de nieve puede ser malas noticias para los agricultores que cuentan con ésta para hidratar las tierras durante la primavera.

Un invierno más corto para Quebec

De acuerdo con las previsiones publicadas esta semana, en la Belle Province este invierno será más corto de lo normal. Comenzará este mes y se terminará en marzo.

Las temperaturas, durante diciembre, estarán por encima de las regulares para la temporada y no habrá tanta nieve en las próximas semanas.

Esto complica prever si los quebequenses vivirán una Blanca Navidad.

Hay regiones, sin embargo, que es posible que sí tengan un 25 de diciembre con las calles pintadas de blanco. Esto ocurre en Saguenay, por ejemplo, donde las probabilidades de que haya nieve ese día son de 100%. En Montreal se reducen a 77%.

Las temperaturas menos frías a comienzos de este invierno son consecuencia directa del fenómeno El Niño que, según los meteorólogos, ha agarrado tanta fuerza que podría ser el más intenso de los últimos 60 años.