lunes, 7 de diciembre de 2015

Alberta: Tasa de suicidios avanzó 30% en el primer semestre

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Michael Summers (CC)

Foto: Flickr / Michael Summers (CC)

La tasa de suicidio en Alberta ha aumentado considerablemente durante este año. Según las cifras más recientes, correspondientes al mes de junio, esa tasa avanzó 30% durante el primer semestre de 2015.

Para expertos en este tema el incremento de la tasa de suicidios está vinculado a la pérdida de empleos en la provincia, golpeada desde hace más de un año por la caída de los precios del petróleo.

Según las estadísticas oficiales, publicadas este lunes por CBC, entre enero y junio de 2014 se registraron en Alberta 252 suicidios, mientras que en el mismo periodo de este año, fueron 327. En el caso de que esta tendencia se mantenga, la provincia canadiense podría terminar el año con 654 suicidios, siendo el promedio que maneja el Centro de Prevención del Suicidio de 500 por años.

El desempleo en Alberta, otrora provincia con una de las tasas de desocupación más bajas del país, ha ido avanzando en la medida que los precios del crudo han caído y, por ende, las inversiones en el sector de la energí han caído y las empresas han despedido a parte de su nómina. Incluso se han dado reducciones de salarios que los empleados han aceptado con tal de no perder el empleo.

Estos despidos, además, han disparado las llamadas al Centro de Ayuda de Calgary (Calgary Distress Centre). El incremento de llamadas ha sido de 80% y los problemas expresados están siendo más complejos.

Los especialistas de este centro aseguran que la cantidad de llamadas y las preocupaciones expresadas por quienes llaman es una evidencia real del efecto que tiene lo que ocurre en la economía de un país.

Además de los problemas financieros que deben afrontar quienes se quedan sin empleo, generalmente vienen otros, como el abuso en el consumo de sustancias, ansiedad, depresión, problemas con la pareja y hasta violencia doméstica.

Una luz en el camino para quienes trabajan en la prevención del suicidio es el incremento del presupuesto de la provincia destinado para la salud mental, que prevé recursos directos para atender el tema del suicidio.