martes, 8 de diciembre de 2015

Oposición venezolana obtiene la mayoría calificada en la Asamblea Nacional

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Foto: Twitter / @unidadvenezuela

Foto: Twitter / @unidadvenezuela

Actualizado – Martes 8 de noviembre, 6:40 pm –  A casi 48 horas después del cierre de los centros electorales y sin el pronunciamiento a través de un boletín oficial, los venezolanos conocieron este martes en la noche que la nueva Asamblea Nacional estará conformada por 112 diputados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), lo que otorga la mayoría calificada a la oposición. El Gran Polo Patriótico, que agrupa a los candidatos oficialistas, terminó con 55 legisladores. De esta manera, la coalición opositora pone fin a 16 años de poder del llamado chavismo en el Poder Legislativo venezolano.

La información corrió rápidamente por las redes sociales, luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE), sin dar un esperado segundo boletín oficial, actualizara los datos en su sitio web. 

Gráfico: CNE

Gráfico: CNE

Desde temprano voceros de la MUD se habían pronunciado aseverando que efectivamente habían obtenido la mayoría calificada, la cual permitirá a la nueva Asamblea, entre otras cosas, modificar leyes orgánicas, remover a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y tener la iniciativa de convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente. Esta información se pudo corroborar posteriormente luego de que la presidenta de la Junta Regional del estado Aragua, Neira López, publicara vía Twitter los resultados de un circuito que estuvo reñido en esta entidad. De hecho, la oposición obtuvo su diputado número 112 gracias a la victoria de la candidata Karin Salanova, quien se impuso por una diferencia de tan sólo 83 votos.

Sin embargo, no fue sino hasta ya caída la noche cuando el órgano rector actualizó los datos en su página web.

Estas son algunas de las tareas que podrá ejercer la mayoría calificada en la Asamblea Nacional venezolana:

  • Modificar leyes orgánicas
  • Remover a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, previa audiencia concedida al interesado, en caso de faltas graves ya calificadas por el Poder Ciudadano
  • Tener la iniciativa de convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente
  • Someter a referendo los tratados, convenios o acuerdos internacionales que pudieren comprometer la soberanía nacional o transferir competencias a órganos supranacionales
  • Sancionar las leyes habilitantes
  • Aprobar la moción de censura al Vicepresidente Ejecutivo, la cual implicará su remoción
  • Designar a los integrantes del Consejo Nacional Electoral
  • Remover a los integrantes del Consejo Nacional Electoral, previo pronunciamiento del Tribunal Supremo de Justicia

Lunes 7 de diciembre

El 6 de diciembre de 1998 Hugo Chávez llegaba al poder en Venezuela, con una ola de promesas de cambio. En esta misma fecha,  17 años después, la oposición venezolana logra su segunda victoria electoral en este largo periodo, la más significativa y de repercusión real: es mayoría en la Asamblea Nacional. 

Con una participación de 74,25%, este domingo se convirtió en la primera vez que la coalición opositora del país suramericano, reunida en la Mesa de la Unidad (MUD), logra arrebatarle este importante espacio al chavismo, lo que ocurre en un escenario de descontento generalizado por una profunda crisis económica, que -esta vez- sí logró ser capitalizado por la oposición. 

El primer reporte del ente rector de los comicios en Venezuela, el Consejo Nacional Electoral (CNE), llegó pasada la medianoche -como ya es costumbre-, cuando ya habían transcurrrido cinco horas después del fin del proceso de votación. En ese primer reporte se anunció que la oposición obtuvo al menos 99 curules de las 167 de la Asamblea venezolana, mientras el Gran Polo Patriótico (que incluye el PSUV, partido de gobierno) quedaba con al menos 46 escaños. Quedan 22 curules por adjudicar, cuyos diputados deben conocerse este mismo lunes.

Este diferencial es también crucial para saber el alcance de las tareas que podrá hacer la oposición como mayoría. Con los resultados oficiales conocidos hasta ahora la coalición opositora ya cuenta con mayoría simple, lo que le permitirá, según la Constitución Nacional:

  • Dar voto de censura al vicepresidente ejecutivo y a los ministros.
  • Elegir de su seno un presidente, dos vicepresidentes, y de fuera de su seno un secretario y un subsecretario
  • Autorizar ante el Tribunal Supremo de Justicia la detención y enjuiciamiento de los diputados que se presuma cometan delitos
  • Realizar la selección definitiva de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia
  • Acordar la celebración de un referendo consultivo nacional sobre materias de especial trascendencia nacional
  •  Autorizar la salida del Presidente de la República del territorio nacional cuando su ausencia se prolongue por un lapso superior a cinco días consecutivos
  • Ejercer la función de control mediante los siguientes mecanismos: las interpelaciones, las investigaciones, las preguntas, las autorizaciones y las aprobaciones parlamentarias y mediante otro cualquier mecanismo que establezcan las leyes y su reglamento
  • Autorizar el enjuiciamiento del Presidente de la República por parte del Tribunal Supremo de Justicia
  • Remover a los integrantes del Poder Ciudadano, previo pronunciamiento del Tribunal Supremo de Justicia
  • Aprobar la enmienda a la Constitución cuando la iniciativa de la enmienda parta de la propia Asamblea Nacional
  • Acordar la iniciativa de reforma de la Constitución
  • Aprobar todo proyecto de reforma constitucional
  • Aprobar el presupuesto de la nación y dar luz verde a créditos adicionales

En el caso de que la oposición sume más diputados y quede con 2/3 de los escaños (111 diputados) contará entonces con una mayoría calificada, lo que le permitirá:

  • Modificar leyes orgánicas
  • Remover a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, previa audiencia concedida al interesado, en caso de faltas graves ya calificadas por el Poder Ciudadano
  • Tener la iniciativa de convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente
  • Someter a referendo los tratados, convenios o acuerdos internacionales que pudieren comprometer la soberanía nacional o transferir competencias a órganos supranacionales
  • Sancionar las leyes habilitantes
  • Aprobar la moción de censura al Vicepresidente Ejecutivo, la cual implicará su remoción
  • Designar a los integrantes del Consejo Nacional Electoral
  • Remover a los integrantes del Consejo Nacional Electoral, previo pronunciamiento del Tribunal Supremo de Justicia

A más de 24 horas de celebradas las elecciones, el CNE aún no da los resultados totales. De acuerdo con la MUD, la oposición cuenta con 112 diputados, lo que le otorgaría la mayoría calificada.

Un reto más fuerte empieza

Muchos opositores leen esta victoria como un principio del fin para la era del chavismo en Venezuela, que comenzó con la llegada al poder de Hugo Chávez y continuó, tras su fallecimiento, con su delfín, Nicolás Maduro.

Jesús Torrealba, jefe de la MUD, indicó luego de conocerse el primer boletín: «con esta victoria empieza un ciclo en la vida política institucional de Venezuela. Triunfamos con el arma más poderosa, porque creemos en la democracia, el voto. Venezuela quería un cambio y ese cambio empezó«.

Las celebraciones se dieron en Venezuela y en el extranjero, con una significativa diáspora que no ha parado de crecer al tiempo que la crisis económica y social se profundiza en el país. En territorio venezolano las fotos de la gente en la calle ondeando banderas inundaron las redes sociales, mientras los venezolanos en el exterior también mostraron su alegría y agradecieron a quienes el domingo hicieron todo lo posible y votaron.

Pero la misma oposición sabe que con este inicio también comienza un nuevo y más fuerte reto. Hay analistas que consideran que la victoria de este domingo es también consecuencia de un voto castigo al partido gobernante, ante la profunda crisis económica y social en la que está sumida el país petrolero, pero no necesariamente implica una despolarización significativa.

A esto se le suma el hecho de que el gobierno de Nicolás Maduro cuenta aún con una base de apoyo considerable y, además, controla el resto de los poderes públicos.

En el caso de que la oposición siga sumando fuerza en los meses por venir, además de las funciones que deberá asumir en la Asamblea Nacional, podrá, como poder político, impulsar un referéndum revocatorio contra Nicolás Maduro, el cual podría realizarse luego de abril de 2016, cuando se cumple la mitad de su mandato.

Maduro acepta la derrota

Aun cuando antes de los comicios legislativos el presidente Maduro había anunciado que de perder las elecciones llamaría al pueblo «a la calle», el mandatario venezolano se pronunció luego de que el CNE dio los resultados, aseverando que «hemos venido con nuestra moral, con nuestra ética, a reconocer estos resultados adversos». A pesar de la derrota el discurso de Maduro sí mantuvo parte de los mensajes que han caracterizado al gobierno venezolano, orientados a culpar a la «derecha» de la crisis que vive Venezuela, asegurando que había ganado «la guerra económica».

Foto: Prensa presidencial - Venezuela

Foto: Prensa presidencial – Venezuela

 

Maduro dijo a la oposición que «administrara muy bien ese triunfo (…) Ojalá puedan ponerse en sintonía de la necesidad de millones de que cese la guerra contra nuestra economía y nuestro pueblo».

Twitter: @GAbAguzzi gaguzzi@noticiasmontreal.com