jueves, 10 de diciembre de 2015

Analizan posible impacto de “El Niño” en la producción de sirope de arce canadiense

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Foto: Flickr / abdallahh (CC)

Foto: Flickr / abdallahh (CC)

En 2015, por segundo año consecutivo, la producción del sirope de arce cayó debido a la llegada tardía de la primavera. Lo mismo podría ocurrir en 2016, pero en esta oportunidad como consecuencia del impacto del fenómeno El Niño.

De acuerdo con especialistas, un clima más “cálido” en los meses por venir tendrá un impacto en varias materias primas, incluyendo la savia de arce. El impacto de El Niño podría afectar particularmente a Quebec, provincia que registra la mayor producción de jarabe de arce en el mundo, junto con Ontario, Nuevo Brunswick, Nueva Escocia, además de estados de EE UU como Vermont y Nueva York.

La Federación de Productores de Jarabe de Arce de Quebec asegura por su parte que aún es muy temprano para saber a ciencia cierta el impacto que tendrá un clima menos frío para la primavera de 2016.

Paul Rouillard, director de la federación, duda que el tema del clima -particularmente en la Belle Province– juegue un rol determinante en la producción de arce, argumentando que por décadas las zonas más frías de Quebec han tomado el relevo en la producción para compensar la pérdida de las regiones afectadas por el clima.

Esta federación reagrupa a 7.300 productores de la provincia. Actualmente está esperando por luz verde de parte del gobierno para incrementar su producción, sumando 2,5 millones de grifos a los 43 millones activos, cada año.

En la temporada pasada, la producción de arce en Canadá retrocedió 6,1% y se ubicó en 8,9 millones de galones, de acuerdo con datos oficiales de Statisctis Canada. El valor de la producción fue de $358 millones en 2015, por debajo de los $380 millones en 2014 y de los $408 millones en 2013.

Quebec siguió siendo el mayor productor de Canadá, generando más del 90% de la producción nacional. Su producción, sin embargo, cayó 5,8% respecto a 2014.

A pesar de una menor producción, la venta de sirope de arce y las exportaciones han estado en constante ascenso durante los últimos cinco años, indicó Rouillard a la Presse Canadienne. Recientemente se ha convertido en una opción más, a la hora de endulzar bebidas y platos, para quienes buscan comidas saludables y orgánicas.

Un factor que puede impulsar aun más la venta de arce en los mercados internacionales: la devalución del dólar canadiense, que hace que el producto sea más económico.