miércoles, 16 de diciembre de 2015

Trudeau pedirá al papa Francisco que la Iglesia Católica se disculpe por su rol en las residencias escolares

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / Facebook - Primer ministro de Canadá, Justin Trudeau

Foto: Captura de pantalla / Facebook – Primer ministro de Canadá, Justin Trudeau

Actualizado – 3:00 pm: El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, aseveró este miércoles que pedirá al papa Francisco que se disculpe por el rol que tuvo la Iglesia Católica en las residencias escolares, donde niños indígenas fueron sometidos a abusos físicos, psicológicos y sexuales.

Es precisamente la Iglesia Católica la última de las grandes organizaciones religiosas en rechazar el trato que se le dio a los estudiantes en más de 100 años que estos internados estuvieron operando en territorio canadiense. Entre una de las recomendaciones presentadas por la Comisión para la Verdad y la Reconciliación de Canadá es que el Vaticano pida perdón por lo ocurrido.

Trudeau prometió  que presionará al papa para que haya una disculpa.

«Espero tener una conversación con su Santidad al respecto», dijo Trudeau a los periodistas presentes tras una reunión que sostuvo el primer ministro con representantes de los pueblos indígenas . «Pretendo trabajar con la Iglesia Católica para ir hacia adelante e implementar las recomendaciones, para pedirle (al papa) que se comprometa con este tema».

El ex primer ministro Stephen Harper se reunió con el papa Francisco en el Vaticano justo nueve días después de que la comisión diera a conocer el contenido del reporte final de la comisión, pero Harper no se refirió directamente en la reunión sobre la necesidad de una disculpa. Esa reunión entre el entonces líder conservador y el papa se produjo justo el 11 de junio, fecha en la que se cumplieron siete años desde que Harper se disculpara por el rol que tuvo el gobierno federal canadiense en la creación del sistema de residencias escolares.

Esta mañana

Este martes el Gobierno de Canadá recibió el informe final de la Comisión para la Verdad y Reconciliación que durante siete años recopiló testimonios de los niños indígenas supervivientes de internados y residencias escolares que operaron en el país.

El primer ministro, Justin Trudeau,  aseveró que su gobierno hará todo lo posible por una verdadera reconciliación en el país, la cual no llamó como un problema indígena, sino como un problema canadiense, calificando lo ocurrido en estos internados como  «uno de los capítulos más oscuros de la historia de Canadá». 

Evidentemente conmovido, Trudeau aseveró que «hoy, en nombre del Gobierno de Canadá, tengo el honor de aceptar el informe final de la comisión (…) Es mi más profundo deseo que este informe y sus conclusiones ayuden a reparar parte del dolor causado por el sistema de residencias escolares y empiece a restaurar la confianza perdida hace mucho tiempo».

Como se conoce, este sistema de residencias escolares estuvo regido por grupos religiosos cristianos, los cuales forzaron a unos 150.000 niños indígenas a ser internados en contra de su voluntad y la de sus familiares. En estas residencias muchos infantes sufrieron abusos físicos, psicológicos y sexuales. 

La última residencia escolar que hubo en Canadá cerró en 1996. 

La comisión realizó 94 recomendaciones, entre las que destaca la necesidad de que «Canadá adopte e implemente totalmente la Declaración de los Derechos de los Indígenas de la ONU». 

Trudeau aseveró que el país aplicará totalmente las recomendaciones. Su predecesor, Stephen Harper, se había negado a hacerlo en junio de este año, cuando se conoció el contenido del reporte.

El informe, que fue entregado ayer en Ottawa, fue elaborado por el juez indígena Murray Sinclair, quien presidió la comisión.