lunes, 11 de enero de 2016

Justin Trudeau sobre ataque con gas pimienta a refugiados sirios: "esto no es lo que somos"

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / CBC

Foto: Captura de pantalla / CBC

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, condenó el ataque que fue perpetrado en contra de la comunidad musulmana de Vancouver, en un acto de bienvenida que se realizaba para los refugiados sirios.

El hecho se registró el viernes pasado, a aproximadamente las 10:30 pm, en el Centro de la Asociación Musulmana de Canadá, en Vancouver, Columbia Británica.

A esa hora un grupo de refugiados sirios que participaban en el evento de bienvenida fueron rociados con gas pimienta por parte de un hombre que circulaba en una bicicleta.

Al respecto Trudeau se manifestó en las redes sociales, aseverando que «condeno el ataque realizado a los refugiados sirios en Vancouver: Esto no es lo que somos y no refleja la calurosa bienvenida que los canadienses les han dado».

El alcalde de Vancouver, Gregor Robertson, también se pronunció, indicando que «el incidente de anoche (del viernes pasado) fue un acto reprochable de odio y Vancouver no lo aceptará».

En el evento participaban unas 100 personas. Eran pasadas las 10:30 pm, cuando un hombre en bicicleta roció con gas pimienta a un grupo de hombres, mujeres y niños, entre los que estaban refugiados sirios recién llegados al país.

Debieron intervenir paramédicos y personal de los bomberos, quienes trataron a unas 15 personas por los efectos del gas.

Voceros del Departamento de Policía de Vancouver aseveraron que harán todos sus esfuerzos en esta investigación, para identificar al sospechoso, resolver el crimen y asegurarse de apoyar a las víctimas de este incidente.

De acuerdo con el cuerpo policial, en Vancouver, anualmente, son investigados unos 50 crímenes de odio. 

Para la policía de esta ciudad canadiense, lo ocurrido el viernes pasado es un crimen de odio, «en contra de personas que han venido a Canadá. Es algo serio«.

Residentes de la ciudad se solidarizaron con las víctimas llevando flores al hotel donde se están quedando algunos de los refugiados sirios afectados en el ataque.