viernes, 1 de abril de 2016

Abril y sus pescados

Publicado en:
Entre Fronteras Portada
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / YouTube

I.

Hay muchos abriles. Los hay con la b grande, como en español; con la p, como en inglés, April; con v pequeña en francés, Avril. Tenemos el Aprile italiano y el Aprilo, en esperanto (que no esperando). ¿En chino?, se escribe así:  四月; y en japonés, asá 4月.

Para los que vivimos en la casi cresta del Hemisferio norte, el mes de abril viene a ser como la evidencia de que sí hay luz al final del túnel; un túnel gélido, en el cual estuvimos invernando, por lo menos durante los tres meses precedentes. En realidad este cambio, que llamamos primavera, comenzó el 21 marzo y se prolongará hasta el 20 de junio.

Para los habitantes del Hemisferio sur, la situación es otra. Abril es otoño, la estación cuando las hojas de los árboles empiezan a languidecer por falta de savia; y en lugar de ponerse moradas de asfixia, se tornan hermosamente terrosas amarillentas, pero envejecen y se secan, y los vientos se encargan de llevárselas por los aires.

Aunque se dice que los meses no tienen sexo, que son neutros, abril me parece que es mujer. En realidad una ninfa, espigada, platinada, alegre e inocentona que se escabulle por campos abiertos que empiezan a reverdecer y florecer. ¿Vaya mi imaginación?.

Pero hay más abriles, como los 15 abriles; o más, inclusive, y no necesariamente en abril. Ej.: Norita celebra sus 20 abriles, pero en Septiembre.

También están los abriles de las viejas canciones, como el famoso tango de Manuel Romero:

¿Te acordás, hermano? ¡Qué tiempos aquéllos!
¡Veinticinco abriles que no volverán!
Veinticinco abriles, volver a tenerlos,
si cuando me acuerdo me pongo a llorar.

O la del hombre del traje gris que saca de su bolsillo un sucio calendario y grita: ¿Quién me ha robado el mes de abril?, según lo interpreta Joaquín Sabina.

Y cómo dejar de lado la famosa Abril en Portugal, romántica pieza musical, cantada a través de los años, por renombrados artistas como Tony Martin, Caetano Veloso, Louis Armstrong, Lucho Gatica, Roberto Carlos, Bing Crosby o Julio Iglesias.

Por otro lado, abril no tiene que nada que envidiarle a los otros meses en cuanto a acontecimientos. Por ejemplo hablando de Portugal, está el 25 de Abril o la Revolución de los Claveles (1974), la famosa sublevación de la oficialidad intermedia de las Fuerzas Armadas portuguesas que pusieron fin a la dictadura de António de Oliveira Salazar, que parecía eterna (desde 1926 al 1974).

Fue también en abril, durante la noche del 14 al 15, que el famoso Titanic se hundió, muriendo 1 522 personas. A propósito de esto aquí en NM, encontrarán un reportaje ficticio sobre aquella noche fatídica en las congeladas aguas del Atlántico.

Un 20 de abril nació en Austria el innombrable A. Hitler y también murió un 30 de abril del año 1945, en Berlín, Alemania.

En lo personal, fue un 17 de abril que llegué a Venezuela, en una de mis varias emigraciones; y aunque me quise ir al otro día porque me dieron terror las rejas en las casas y apartamentos (seguramente entonces yo venía de la Luna), tardé veintitantos años en salir de allí, y no enteramente a mi gusto.

II.

Pues bien, saltando de rama en rama, finalmente hemos llegado al tronco, a nuestros pescados de Abril o para ponerlo en contexto a les poissons d’avril.

Les poissons d’avril no tienen nada que ver con el pescado para comer; y si así lo fuera habría que tener mucho cuidado, ya que la distancia entre la vida y la muerte solo está separada por una letra. Basta con quitarle a poisson (pescado) una “s” y tendremos poison (veneno).

Los pescados de Abril se refieren a toda una gama de bromas que la gente suele gastarse cada primero del mes, igual que si se tratará del Día de los Inocentes. Como actualmente ya casi nada nos emociona, las bromas tienden cada vez a subir de tono y pueden ser muy pesadas, aunque también persisten las inocentonas de siempre, como la de pegarle en la espalda un pescado de papel a su compañero de estudios o de trabajo.

Se dice que los pescados de abril son una tradición que nació en Francia, y desde luego se pone en práctica también en Quebec. Por ejemplo, este primero de abril, los noticieros quebequenses daban cuenta de algunos poissons d’avril. Uno de ellos relataba que con ocasión de una manifestación de estudiantes, éstos le habían otorgado a la policía un croquis falso del trayecto de la marcha por la ciudad, lo que provocó el desagrado de los guardianes del orden, que tuvieron que corretear de un lado para otro.

Otro pescado se refería a un adolescente de 14 años de Saguenay, que se dio a la tarea de contactar al 911 diciendo que su hermano estaba en el suelo inconsciente. Las autoridades, al llegar al lugar de los hechos, constataron que se trababa solo de una broma; pero faltos de sentido de humor impusieron al bromista 100 dólares de multa.

También se ha dado en reconocer como un poissons d’avril, el lanzamiento, justamente el día primero, de un producto llamado Selfie Shoes,  que consiste en tomarse una foto de uno mismo utilizando un zapato especial que cuenta en la punta con una entrada para colocar el celular y luego basta con levantar la pierna al nivel indicado y voilà tu selfie. La empresa Miz Mooz ofrece la novedad y, al parecer, es un asunto que va muy en serio.

Por mi parte agregaré como un poissons d’avril lo que sucede actualmente en la Université du Québec à Montreal, la insigne UQAM. Está claro, que para los estudiantes en huelga eso de recortes presupuestarios y austeridad no va con ellos, de allí su protesta; pero no era necesario que nos demuestren hasta qué punto aman el derroche, convirtiendo algunas de las áreas de la universidad en un campo de batalla, ciertamente con alguna ayuda de las fuerzas del orden que acudieron al llamado de la autoridades universitarias. Si se quería hacer ahorros, no se va a poder, la universidad (es decir, usted, yo y los otros) deberán destinar algunos inesperados dólares para reparar pupitres, ventanas, puertas, reemplazar vidrios, hacer algún pintado y la limpieza general. C’est drôle, hein?

Víctor Hugo Ortiz
victor@noticiasmontreal.com

Economista de formación y periodista de vocación. Estudió en Chile, Perú y Venezuela. Trabajó en los periódicos La Gaceta y La Industria de Perú y colaboró para los diarios La Prensa de Perú ...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Inicio oficial del invierno: semana con...

El clima clemente previsto para la segunda quincena de diciembre tendrá una breve pausa a partir de esta noche y durante la jornada del mar...

thumbnail
hover

Retiran del mercado varios alimentos por...

Un nuevo retiro del mercado por posible contaminación con E. coli. En esta oportunidad, la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos e...

thumbnail
hover

STM distribuirá de forma gratuita correas...

La STM distribuirá correas para teléfonos inteligentes en ocho estaciones del metro, tanto este martes como el miércoles.