lunes, 16 de mayo de 2016

Cannes se llenó de risas con «Toni Erdmann», de la alemana Maren Ade

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla

Cannes.- Con Toni Erdmann, las salas del Festival de Cannes se llenaron de risas este fin de semana. La película de la cineasta alemana Maren Ade fue la primera gran sensación de la edición 69 de este evento fílmico y ya se apunta para figurar en el palmarés del próximo 22 de mayo.

La historia de Inés, una destacada ejecutiva de una empresa internacional que trabaja en Bucarest, y de su padre Winfried, un profesor de arte que gusta de hacer bromas, es la de la banal incomprensión que existe en las relaciones intergeneracionales entre padre e hija.

Pero la opción de contar esta situación en un tono burlesco y la suerte de hacerlo con un magnífico dúo de actores, Sandra Hüller en el papel de Inès y Peter Simonischek en el del padre, confieren al relato una doble dimensión de vivacidad y de profundidad.

“Desde hace tiempo tenía la intención de hacer una película sobre la familia y sobre los roles distintos de cada miembro de la familia así como de ese deseo profundo por romper los lazos familiares y de recomenzar todo de cero”, explicó la cineasta alemana.

VER TAMBIÉN: 

“La idea de ese padre bromista me llevó a contar esta historia familiar de una manera distinta”, agregó.

Desde la primera escena, cuando Winfried abre la puerta al cartero, la cineasta impone el tono humorístico de la película y plantea ciertas referencias cómicas como la dentadura postiza que el padre utiliza para hacer sus bromas.

Consciente de cierto malestar de su hija, Winfried la visita en Rumania y la desestabiliza cuando le pregunta directamente si es feliz. En un entorno de negocios sumamente competitivo, con un colega que también es su amante, la rubia Inés domina sus emociones y pasa por ser una persona fría que puede sin pestañear organizar el despido de miles de empleados.

Pero sin despegarse nunca de su flegma, Inés se cuela poco a poco en un papel cómico. Algo que la actriz alemana destacó como novedoso para ella.

“No me considero como una actriz cómica pero Maren me volvió cómica”, dijo.

Yo soy una actriz de teatro, acostumbrada a interpretar dramas, papeles tristes pero al cabo de un tiempo termina uno por aburrirse”, comentó.

Sin embargo, detrás de ese tono humorístico tan especial se perciben los cuestionamientos más serios, y en particular la preocupación del padre por la falta de felicidad de su hija. Su comportamiento bromista es una manera de acercarse a su hija, de buscar confrontarla a su realidad.

Para la cineasta es la oportunidad de abordar en forma diferente las relaciones intrafamiliares y de paso hacer otras críticas sobre la cuestión de género en las grandes empresas, el tema de las multinacionales que se instalan en los países en desarrollo o la vida de los extranjeros que trabajan en esas empresas.

Toni Erdmann es el personaje símbolo de ese humor inoportuno que agobia a Inés y altera su cotidianidad. Sorprende al espectador tanto como a Inés y su particular inventiva humorística que en otras situaciones resultaría grotesco, exagerado o incongruente, logra escenas como su fiesta nudista o su dúo cantando con su padre que se recordarán por largo tiempo.

En todos los casos, en un festival poco acostumbrado a las películas cómicas, el buen humor y las risas que provocó la proyección de la película quedarán en la memoria por mucho tiempo.

Texto de Mónica Delgado, especial desde Cannes.

 

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Lo que debe saber sobre FaceApp

Si está en las redes sociales seguro ha visto esta semana, decenas, por no decir centenares, de fotos de sus contactos mostrando cómo luci...

thumbnail
hover

Final de la NBA: Así cantó...

La histórica final de la NBA (para los estándares canadienses) se muda a la costa oeste de los Estados Unidos luego de dos partidos en Tor...

thumbnail
hover

Marc Anthony también visitará Montreal

Uno de los artistas más queridos de Latinoamérica pasará por Canadá. Marc Anthony presentará su nuevo disco en tierras canadienses el p...