jueves, 19 de mayo de 2016

El #ElbowGate: El codazo de Justin Trudeau en una de las jornadas más extrañas de la política canadiense

Publicado en:
514 Ideas
Por:
Temas:
trudeau parlamento brosseau npdFoto: canal del Parlamento

Fue la noticia que abrió todos los noticieros alrededor del país. Incluso llegó a las páginas del New York Times. Sin embargo, muchos no han podido evitar clasificar los eventos de este miércoles en el parlamento canadiense como #FirstWorldProblems.

Y digo eso con todo el respeto y seriedad que se merece este extraño episodio de la política del país, pero es difícil mantener el foco del análisis cuando los extremos de la balanza hacen tantos esfuerzos por tirar hacia su lado y llevan los argumentos a niveles cuasi caricaturescos.

Al final del día los titulares eran todos similares: “Primer Ministro de Canadá involucrado en un enfrentamiento en el Parlamento”. “Justin Trudeau golpeó con su codo a una diputada del NPD”.

El resumen:

Ayer el Parlamento de Canadá tenía que votar una moción para limitar el tiempo de debate sobre la ley C-14. Este proyecto de ley regulará la asistencia médica para morir, uno de los temas más delicados que ha tenido que tocar el Gobierno Federal en este primer año de labores.

Los liberales de Trudeau buscan acelerar la aprobación de esta ley para que sea aprobada y reciba Sanción Real antes de la pausa del verano. Pero para los partidos de oposición esto no es una excusa para que el gobierno haga uso de su mayoría y limite el debate sobre un tema tan polémico y con tantas vertientes.

Lo que pasó:

Haciendo uso de esa “malicia” que hace parte del folclor político, el NPD “bloqueó” el camino del whip del partido Conservador, quien no podía llegar a su puesto en la Cámara de los Comunes, un requisito obligatorio para que se pueda iniciar la votación.

En este punto, el Globe and Mail reporta que en realidad el acto del mandatario no era necesario, pues sólo se necesita que uno de los dos whips estén sentados para iniciar la votación. El whip liberal estaba en su puesto al momento del encontronazo.

Trudeau perdió la paciencia en menos de un minuto –y ahí reside su principal error- y dejó su puesto para arreglar la situación –literalmente- con sus propias manos. Se acercó a la muralla de diputados naranja e intentó agarrar por el brazo al diputado conservador para permitirle llegar a su puesto.

El problema es que en el camino golpeó ligeramente en el pecho a la diputada Ruth Ellen Brosseau. Hay que admitir que los minutos siguientes parecían propios de un parlamento latinoamericano o asiático, donde, lamentablemente, son muy comunes los enfrentamientos físicos entre diputados.

Tom Mulcair, líder del NPD encaró al primer ministro, mientras las curules se iban vaciando como los dogouts en una trifulca de béisbol.

Las consecuencias:

Los minutos y horas que siguieron entrarán en el Salón de la Fama del surrealismo canadiense. La diputada Brosseau, víctima de la desafortunada agresión, dijo:

“El primer ministro me dio un golpe en el pecho con su codo, por lo que tuve que salir (de la Cámara de los Comunes). Eso realmente me afectó. Perdí mi voto por esta razón” – Ruth Ellen Brosseau

Esto llevó al NPD a introducir una queja formal para que los “actos del primer ministro” sean investigados por una comisión parlamentaria.

Del lado de los conservadores, primera oposición al gobierno, la líder interina, Rona Ambrose, envió un comunicado a los medios en horas de la noche:

“El comportamiento del primer ministro fue escandaloso (…). Su intención manifiesta era intimidar a los diputados físicamente y sus acciones ocasionaron que mi colega neodemócrata, Ruth Ellen Brosseau, fuera empujada contra un escritorio” – Rona Ambrose

La diputada Brigitte Sansoucy, del NPD, llevó sus acusaciones un nivel más arriba, cuando dijo frente a la Cámara:

“Nunca pensé que al convertirme en diputada escucharía disculpas como las que oía de los esposos violentos en los refugios en los que era trabajadora social para las mujeres víctimas de violencia” – Brigitte Sansoucy

Su compañera de partido, Niki Ashton, también atacó al primer ministro en ese frente:

“Todas las mujeres y todos en la Cámara no se sienten seguros y están profundamente afectados por la conducta del primer ministro” – Niki Ashton

Pero Trudeau también consiguió apoyo. La líder del Partido Verde, Elizabeth May, aclaró que si bien no aceptaba lo ocurrido, para ella era evidente que no hubo intención e incluso admitió que la oposición sí estaba intentando retrasar la votación con sus acciones.

Por su parte, el primer ministro Justin Trudeau respondió de la manera más canadiense posible (como lo mencionaban los comentarios en el NY Times): se disculpó, «sin reservas» y admitió que sus acciones no debieron llegar a esos niveles. Para otros, el debate queda va a morir en un frágil «él dijo, ella dijo». Cada uno tirará hacia su lado, tratando de poner la culpa sobre los hombros del adversario.

Aquí el video del episodio:

Y aquí las disculpas del primer ministro:

Pablo A. Ortiz
pablo@noticiasmontreal.com

Fotógrafo, periodista y uno de los fundadores de NM Noticias. Venezolano-canadiense con experiencia como periodista deportivo especializado en fútbol. Viven en Montreal desde hace varios años con s...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

COVID-19: las actualizaciones más recientes de...

Quebec registra este jueves 5 518 casos de COVID-19, más de 900 casos nuevos en 24 horas. De este total, 365 personas permanecen hospitaliz...

thumbnail
hover

Brote de COVID-19 en el hospital...

Las autoridades sanitarias detectaron un brote importante de COVID-19 en el hospital de Verdun. Al menos 40 personas recibieron un diagnóst...

thumbnail
hover

Un video que muestra Montreal durante...

Es nuestra realidad actual. Montreal muestra una dinámica mucho más calmada, con pocas personas en calles que usualmente están repletas, ...