sábado, 21 de mayo de 2016

Juste la fin du monde, del quebequense Xavier Dolan, dividió a la crítica del Festival de Cannes

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / YouTube

Cannes. – Entre las películas en competencia por la Palma de Oro este año en el Festival de Cannes, Juste la fin du monde del canadiense Xavier Dolan era una de las más esperadas.

El joven prodigio que ha presentado aquí cinco de sus seis largometrajes había sido hasta ahora uno de los consentidos de este festival, en el que tuvo incluso el honor, en 2015, con tan sólo 26 años, de ser miembro del jurado que premió a los ganadores de esa edición.

En 2014 con Mommy  obtuvo el Gran Premio del Jurado y se generó desde entonces una gran expectativa por ver lo que sería su siguiente obra. El interés se duplicó debido al elenco estelar que eligió con cinco actores franceses de primer plano. Nathalie Baye con la que ya había trabajado en Lawrence Anyway, Léa Seydoux, Marion Cotillard, Vincent Cassel y Gaspard Ulliel.

Sin embargo, dos años más tarde, Juste la fin du monde no ha suscitado el entusiasmo esperado, por el contrario algunas opiniones han sido bastante desfavorables.

“Es Tan sólo el fin del mundo y es tan sólo algo imposible’, señala el diario francés Libération que considera esta película como el pasatiempo rápido que se encontró Dolan para llenar esos momentos libres de hiperactivo que le dejaba el ambicioso proyecto de lo que será su primera película filmada en inglés, ‘The Death and Life of John F. Donovan’ (La muerte y vida de John F. Donovan).

Pero si Juste la Fin du Monde (Tan sólo el fin del mundo) dividió a la crítica del Festival de Cannes, Dolan por su parte no duda en considerar que ésta es su mejor película.

Me da mucho orgullo estar en Cannes para presentar ésta, la que pienso es mi mejor película”, dijo durante la tradicional conferencia de prensa que se realiza después de la exhibición de todo filme en competencia.

“Cuando digo que es mi mejor película es porque me parece que es mi película más completa”, precisó.

El cineasta de Quebec destacó que su preferencia por Juste la Fin du Monde no tiene que ver con razones sentimentales.

“Sé los errores que he hecho en mis películas y lo que intento en cada nueva película es no repetirlos”, señaló.

Juste la fin du monde cuenta el regreso de Louis, un exitoso escritor, al lugar en el que nació después de doce años de ausencia. Su muerte cercana motiva este regreso pero Louis teme el reencuentro con su madre, su hermana menor así como su hermano mayor y su cuñada.

La película es una adaptación de la obra de teatro homónima del dramaturgo francés Jean-Luc Lagarce que murió de sida en 1995 y toda la trama gira en torno a la dificultad de Louis para anunciar esta noticia a su familia durante una comida familiar.

En este concentrado familiar, Dolan filma en muy pocos escenarios, principalmente interiores de la casa familiar, siendo en ello fiel al origen teatral de la obra. Busca la versión cinematográfica a través de un modo de filmar muy cercano a sus personajes, con primeros planos cerrados sobre los rostros, y hasta las miradas, lo que vuelve a crear incomodidad entre parte del público.

VER TAMBIÉN: 

El guion es de apenas 80 páginas pero está ampliamente compensado por una concentración de texto que se traduce en la abundancia verbal de algunos intérpretes, en especial de Vincent Cassel, que interpreta al hermano mayor, Léa Seydoux, a la hermana pequeña y Nathalie Baye, a la madre. Los tres personajes dominan los diálogos, impidiendo incluso que Louis se exprese como si buscarán así alejar la fatal información.

Ahotra bien, esa cascada de palabras también provoca cansancio en muchos espectadores.

“Aquí, dentro del género cinematográfico más desagradable (la comida familiar problemática), Dolan logró exasperar y agotar a su público, pero también logró alcanzar una catarsis inesperada al final de una larga agonía de una hora y media”, señala el crítica de la prestigiosa revista especializada Variety.

La intensidad verbal de estos personajes contrasta con los problemas de expresión del personaje de la cuñada, interpretado por Marion Cotillard, y el casi silencio del propio Louis, encarnad por Gaston Ulliel, frenado por el raudal verbal de su familia y su dificultad para anunciar su propia muerte.  

Dolan respondió a las críticas descartando que su objetivo al rodar sea buscar la manera de desmarcarse sino más bien tratando de encontrar la forma óptima en la que puede funcionar la película.

Entre más avanzo más intento hacer las películas que me gustaría ver”, dijo.

El prodigio del cine quebequense señaló que no le preocupa la crítica y destacó que en el Festival de Cannes no hay películas consensuales.     

“Es una película sobre el lenguaje y a veces hay errores de comunicación. Quizás se requiera cierto tiempo para que la película se pueda digerir y se pueda revelar a los ojos de algunos (espectadores)”, dijo.

Texto de Mónica Delgado, especial desde Cannes para NM Noticias.

 

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Quebec: Altas probabilidades de tener una...

Desde 1990, Quebec ha tenido 14 inviernos suaves, es decir, que no estuvieron marcados por largos episodios de frío intenso o extremo ni po...

thumbnail
hover

¿Qué es el Family Day en...

Muchas familias están disfrutando de un fin de semana largo. Frío, eso sí, pero fin de semana largo al fin. ¿La razón? El Family Day (D...

thumbnail
hover

La bandera de Canadá cumple 55...

Como marca es reconocida en el mundo, vista con buenos ojos por la mayoría, símbolo de paz y de “progreso” en muchos aspectos de la so...