jueves, 2 de junio de 2016

Cuando calienta el sol… ¡aquí en Montreal!

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
Osheaga Montreal veranoFoto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

No hay nada que nos haga más feliz que sentir el calor reconfortante del sol por las mañanas y para quienes esperabamos ese momento con ansias, finalmente los días soleados ya están aquí y no sólo lo dicen las predicciones del clima en nuestro celular, basta con salir a la calle y sentir esa inyección de Vitamina D, que te reconforta, revitaliza y broncea. 

Después de tanto tiempo sin verlo ni sentirlo, son muchas las que quieren lanzarse a la calle con lo más diminuto que encuentran, creyendo así que esta gran estrella luminosa penetrará en lo más profundo de su ser. Basta con voltear la mirada hacia algún lado y por seguro encontraremos a un ciclista semidesnudo, a una chica en bikini en su balcón, a señores de edad avanzada sin camisa en el banquito de alguna plaza o a más de uno rojo como un camarón.

La verdad es que no encuentro nada de malo en eso, lo imperdonable es creer que nuestra piel no merece ser cuidada y que podemos exponerla a diestra y siniestra por los caminos de la vida.  Aunque nos duela entenderlo, los rayos solares son tan beneficiosos como dañinos, si no sabemos administrar nuestra exposición a ellos, de allí la importancia de tomar las precauciones necesarias para obtener un envidiado color canela sin remordimientos.

De nada sirve pasar largas horas  «bronceándonos» si más bien luego ni podemos tocarnos por las quemaduras, o a la semana ya toda nuestra piel se está renovando y nuestro cuerpo luce como un mapa mundi, así que los intentos por lograr ese anhelado color dorado se convertirán más bien en un intento por ocultar las desagradables manchas corporales, o peor aún, nos arruinarán el verano, ya que luego tendremos que cubrirnos una gran parte de la temporada por tener burbujas en la piel.  

Es difícil mirar al sol como un enemigo, sobre todo en países con inviernos muy fríos y prolongados, sin embargo, no podemos pretender que en un día tomaremos todo el sol ausente por meses, hay que hacerlo poco a poco,  no basta con aplicar protector solar, también debemos hacer uso de lentes, sombreros, gorras y ropa adecuada, de esta manera disminuiremos el contacto directo de los rayos UV.

El sol es un acelerador del envejecimiento de la piel, es decir que los primeros signos de la edad, las tan temidas líneas de expresión, son muy buenas amigas de este astro solar. Recuerda que «El sol de hoy, son las arrugas del mañana». 

Y ahora que mis días de playa, sol y arena semanales llegaron a su fin, me doy cuenta de lo privilegiados que somos en nuestros países tropicales, por lo menos en mi querida Venezuela el clima es maravilloso durante casi todo el año, y digo casi para no parecer tan presumida. Pero aún así, en estas gélidas tierras, sorprende escuchar a muchas personas comentando que no aguantan el calor y que extrañan el frío. ¿Les confieso algo? … Yo me siento como pececito en el agua.

Daniela Everón
danielaeveron@gmail.com

Periodista y locutora venezolana. Ha trabajado en importantes medios de comunicación en su país. Apasionada por las letras, la autenticidad y la magia de las personas. Convencida de que las mujeres ...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Advierten que capacidad hospitalaria fuera de...

El Instituto Nacional de Excelencia en Salud y en Servicios Sociales (INESSS por sus siglas en francés) advirtió este viernes que la capac...

thumbnail
hover

Canadá está en primer lugar de...

Canadá recibirá las primeras dosis de la vacuna contra la COVID-19 más tarde que otros países, pero en el país estará garantizado el a...

thumbnail
hover

El salario mínimo en Quebec podría...

El gobierno de Legault comenzó a analizar el incremento salarial que decretará para el año entrante.