jueves, 9 de junio de 2016

Tarde pero radiante

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Brian Suda (CC)

Te acabas de levantar, ves el reloj y… ¡sorpresa! Estás retrasada para llegar al trabajo o a cualquiera de los compromisos que habías planificado.

Antes que nada, no pierdas la calma, prepara un buen café y ponte en acción. Date un baño, selecciona la ropa, arréglate el cabello, maquíllate y sal de inmediato. 

Por seguro es más fácil leerlo que ponerlo en práctica, pero alterarnos más bien empeorará la situación y nos hará salir de casa tan estresadas que terminaremos culpando al mundo entero de las travesuras de Morfeo.

Aun cuando el tiempo no esté a nuestro favor, tenemos que preocuparnos por nuestra apariencia. Nada peor que llegar tarde y a la vez lucir como víctimas de un tsunami. Así que si ya no hay nada que hacer con respecto a la hora de llegada, puedes intentar enmendar el daño con unas pinceladas de más en tu atuendo.

Ten la certeza que cuando finalmente llegues a tu destino, la gente se enfocará en lo bien que luces, en lo rico que hueles y quizás hasta te alaguen y no te hagan ningún llamado de atención. Mientras que llegando tarde y desarreglada, todos te mirarán de arriba hacia abajo, te pegarán un grito y por seguro serán implacables con la amonestación.

Entiendo que la vida va muy de prisa, que en un abrir y cerrar de ojos pasan horas, días y meses, pero cada segundo cuenta para dejar una buena o mala impresión. De hecho diferentes estudios científicos confirman que cuando una persona es agradable a la vista, somos propensos a darle una segunda oportunidad.

Vivimos en un mundo con rígidos cánones de belleza, donde lamentablemente nuestra apariencia influye mucho en cada una de las facetas de la vida, así que aprovecha tus atributos y utilízalos para dejar boquiabiertos  y sin palabras a quienes pensaban comerte viva mientras te esperaban.

Sin embargo, es válido utilizar esos encantos una o dos veces, tres es abusar. Toma las precauciones la noche antes y ten listo lo que planeas usar, deja la cafetera preparada, chequea el despertador y ten a mano todo lo que necesitas llevarte para ese día.

Recuerda… ¡Es mejor llegar tarde y arreglada que temprano y alborotada!

Daniela Everón
danielaeveron@gmail.com

Periodista y locutora venezolana. Ha trabajado en importantes medios de comunicación en su país. Apasionada por las letras, la autenticidad y la magia de las personas. Convencida de que las mujeres ...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Advierten que capacidad hospitalaria fuera de...

El Instituto Nacional de Excelencia en Salud y en Servicios Sociales (INESSS por sus siglas en francés) advirtió este viernes que la capac...

thumbnail
hover

Canadá está en primer lugar de...

Canadá recibirá las primeras dosis de la vacuna contra la COVID-19 más tarde que otros países, pero en el país estará garantizado el a...

thumbnail
hover

Acceso a la fisioterapia con la...

El trabajo es uno de los factores relacionados con la salud y la integración del inmigrante. Requiere de nuestra capacidad de comunicación...