lunes, 31 de octubre de 2016

Más allá del réseutage: relaciones sociales y salud

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Innovation Union (CC)

Consejos omnipresentes cuando somos inmigrantes: ¡Sal de tu casa! ¡Ve a los 5 à 7! ¡Conoce gente! ¿Por qué? Aparte de construir tu red de contactos, por tu salud. El apoyo de familiares, amigos y comunidades se asocia con una mejor salud. Este tipo de redes de apoyo social podrían ser muy importante para ayudar a la gente a resolver problemas y hacer frente a la adversidad, así como en el mantenimiento de un sentido de dominio y control sobre las circunstancias de la vida.

El cariño y el respeto que se da en las relaciones sociales, y el sentido resultante de la satisfacción y el bienestar, parecen actuar como un amortiguador frente a los problemas de salud.

En la Encuesta Nacional de Salud de la Población de Canadá, más de cuatro de cada cinco canadienses informaron de que había alguien en quien confiar, alguien con quien podrían contar en una crisis, alguien que les daría un consejo y alguien que los hace sentir amado y cuidado. Del mismo modo, en  la Encuesta Nacional Longitudinal de la Niñez y la Juventud, niños de 10 y 11 años  reportaron una fuerte tendencia hacia un comportamiento social positivo y el cuidado de los demás. Somos seres humanos sociales, y las relaciones forman parte de la salud. Aquí las evidencias:

  • Según la Agencia de Salud Pública de Canadá el efecto de las relaciones sociales en la salud puede ser tan importante como los conocidos factores de riesgo: tabaquismo, pobre actividad física, la obesidad y la presión arterial alta.
  • Un extenso estudio en California encontró que, para los hombres y las mujeres, mientras más contactos más sociales tengan, sus tasas de muerte prematura son bajas.
  • Otro estudio estadounidense encontró que la baja disponibilidad de apoyo emocional y la baja participación social se asocia con mortalidad por cualquier causa.
  • El riesgo de angina de pecho disminuyó con el aumento de los niveles de apoyo emocional en un estudio de varones israelíes.

Pero yo estoy solo aquí…

Estar solo en un país desconocido, donde se habla un nuevo idioma que aún no se ha dominado, no te debe paralizar. Es válido que te asustes, sin embargo, cabeza arriba y manos a la obra:

  • Imponte rutinas que precipiten el contacto social: investiga sobre grupos de hobbies o actividades y únete.
  • Aire libre por favor: en el período de adaptación donde aún no tienes trabajo puedes pensar en quedarte todo el día en casa “porque no hay nada que hacer”, aumentando tu ansiedad ante el cambio. Salir a recibir la luz del sol y el aire fresco tiene efectos comprobados en el control del estrés.
  • ¡Ejercítate! Fortalecerás tu salud física, aclaras tu mente y por supuesto, conoces otras personas con mismos gustos e intereses.
  • Pon atención a lo que dices: afirmar que “no soy bueno para esto”, o “no tuve la capacidad”, desprecia el esfuerzo que realizaste para conseguir tu meta. Valora tus acciones y enfócate en una buena próxima vez.
  • Rodéate de modelos positivos: una persona pesimista, no realista o excesivamente crítica solo contribuye a deteriorar tu bienestar. Busca la sinceridad contigo mismo y en tus relaciones sociales.

Ser inmigrante es una de las mayores oportunidades de crecimiento personal. Más allá del espacio que estás ocupando y de todas las oportunidades que puedan existir, está tu enfoque, tu autoconcepto y autoestima como impulsores o retardadores de las decisiones que estás por tomar. Mientras  tejes tu nueva red de contactos, conócete más, cuídate y disfruta de ti mismo, porque al final la calidad de relaciones que tengas con los demás es un reflejo de las relaciones que tienes contigo mismo.

VER TAMBIÉN:

Todo el día en la casa… más tiempo frente a la computadora que se traduce en más horas de sedentarismo, factor presente en condiciones como dolor de espalda y cuello. Cambiar de país demanda que conservemos lo más preciado, nuestra salud.

¿Quieres una opinión profesional?  Puedes contactarme al 514-706 7562 o directamente hacer una cita conmigo en Globe Santé.

Porque el bienestar también es una herramienta para nuestra integración. #TodoSePuede.

Maira Prado
mairapradolandaeta@gmail.com

Fisioterapeuta en Venezuela, masso-kinésithérapeute en Québec y embajadora de la francización para la comunidad de América Latina. Sus temas: la salud y la integración del inmigrante.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Trudeau critica a los “segmentos tóxicos”...

Luego de un par de semanas de descanso, la Cámara de los Comunes tuvo nuevamente un periodo de preguntas en presencia del primer ministro J...

thumbnail
hover

Varios cambios en los “food trucks”...

Los optimistas dirán que es un paso necesario pero positivo. Los pesimistas dirán que se trata del inicio del fin de los food trucks en Mo...

thumbnail
hover

Vancouver es la tercera ciudad con...

Canadá una vez más destaca en una lista sobre calidad de vida alrededor del mundo. De hecho, una ciudad del país se montó en el podio de...