lunes, 12 de diciembre de 2016

La incertidumbre en un mundo de cambio

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Thomas Hawk (CC)

Estamos frente a un mundo en permanente cambio y eso nadie lo puede negar. En términos generales nos encontramos frente a nuevos desafíos y paradigmas, pero con una estrategia mental no adaptada para afrontar lo que estamos viviendo.

Pareciera que las elecciones pasadas en Estados Unidos nos dieron una fuerte sacudida a todos, como una especie de aviso del universo con respecto a “esperar lo inesperado” y yo le agregaría: además de esperar lo inesperado siéntete cómodo, confiado y feliz porque aunque te preocupes y controles, así solo empeoras la situación y drenarás tu preciada energía.

La situación es que nuestro modelo actual está basado en tener el mayor conocimiento posible para controlar las variables y llegar a los resultados que buscamos de la manera más fácil posible. Sin embargo, en este nuevo modelo del mundo cambiante cada segundo, en cuanto terminamos de aprender algo, eso que estábamos aprendiendo ya evolucionó hacia algo diferente y el conocimiento queda obsoleto.

Un concepto con el que me encuentro en muchas sesiones es el pánico a la incertidumbre, como si fuera lo peor, sin embargo, dicen los físicos cuánticos que es en la incertidumbre, en lo desconocido, en donde nos debemos sentir confortables porque es ahí donde estamos soltando, fluyendo, confiando y permitiendo que la conciencia superior actúe y evidentemente lo hará siempre buscando nuestro mayor bien.

Somos nosotros los que nos empecinamos en controlar lo externo, con nuestro limitadísimo conocimiento de las cosas (comparado con la inteligencia superior). La idea es respirar profundo, mantenerse presente, cómodo en el campo de lo desconocido (la incertidumbre) y confiar en nuestra sabiduría interior para que cuando se presente la situación tengamos la capacidad de responder con habilidad y calidad.

Porque lo único constante es el cambio, más vale que nos sacudamos el polvo, nos desapeguemos de todo el aprendizaje mental del pasado, nos sintamos tranquilos fuera de nuestra zona de confort y como nuestros más nobles antepasados nos adaptemos usando nuestras habilidades natas (que, a lo mejor hasta ese momento ni siquiera conocíamos de nosotros mismo) para enfrentar a este hermoso mundo en pleno cambio.

Tener una inmensa capacidad de conocimiento no es tan útil en estas fechas como lo es la capacidad de adaptación, flexibilidad y cambio. Hacerse consciente de lo que este momento requiere de nosotros para accionar rápidamente y buscar posibilidades, en lugar de preocuparnos, anticipar y controlar.

La mente necesita evolucionar a un lugar de comodidad en la impredecibilidad, a un lugar de respuesta en tiempo presente, de adaptación y aceptación de la realidad, a un espacio de incertidumbre y cambio visto con una mente renovada capaz de innovar, confiada y lista para dejarse sorprender.

Mercedes Páez
mercedeslifecoach@outlook.com

Coach ontológica, apasionada por los caminos de la evolución humana, convencida de que en cada ser humano reside una fuerza infinita que venimos a manifestar. Nadie vino a este plano a ser infeliz, ...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

El “arbolito de Navidad de la...

En 2016, Montreal logró titulares en todo el mundo por tener un arbolito de Navidad un tanto particular. En inglés le llamaron Ugly Tree, ...

thumbnail
hover

Toronto es la ciudad más violenta...

Toronto es la ciudad más violenta de Canadá. Así lo confirman las estadísticas de este año, con una tasa de 3,3 homicidios por cada 100...

thumbnail
hover

Lluvia, lluvia congelada y más nieve...

Ya este miércoles en la noche el frío intenso se dejará sentir. Una sensación mínima de -24ºC nos acompañará durante la madrugada en...