jueves, 12 de enero de 2017

Estados Unidos elimina la política de «pies secos, pies mojados» para los cubanos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Balseros-CubanosFoto: YouTube

Se cumple el fin de una era en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. El gobierno de Barack Obama pondrá fin a la política de “pies secos, pies mojados”.

Esta ley, que estaba en vigencia desde 1995, permitía a los ciudadanos cubanos, que llegaban a suelo estadounidense sin ser detectados, permanecer en el país y obtener residencia permanente luego de un año.

«En vigencia de forma inmediata, los cubanos que intenten entrar a los Estados Unidos de forma ilegal y que no califiquen a ayuda humanitaria serán sujetos a deportación, en concordancia con las leyes de los Estados Unidos”, señaló el presidente Obama en un comunicado.

“Al tomar esta medida, estamos tratando a los cubanos de la misma manera que tratamos a los inmigrantes de otros países. El gobierno cubano se ha comprometido a aceptar el regreso de los ciudadanos cubanos que sean deportados, así como ha estado aceptando el regreso de los inmigrantes detenidos en el mar”.

Esta medida fue aprobada por el antiguo presidente Bill Clinton en acuerdo con La Habana como una manera de hacer frente a la crisis de los balseros, en los años 90.

La política especificaba que si un cubano era detenido en mar abierto sería devuelto a Cuba. Por el contrario, si lograba tocar tierra en las costas de Estados Unidos, obtendría la residencia y todos los beneficios que esto permite.

La decisión del gobierno de Obama no ha sido oficializada, pero tanto la agencia AP, como la cadena Univisión, dicen que la medida fue aprobada y será anunciada dentro de poco. Su eliminación se hará efectiva de manera inmediata una vez sea anunciado.

Algunas consecuencias

Se desconoce de momento si esta decisión era parte de los acuerdos firmados entre Estados Unidos y Cuba en los últimos meses. Sin embargo se esperan que el cambio en las políticas generará algunas consecuencias, sociales y políticas.

El cambio significa que un ciudadano cubano tendrá que cumplir un proceso migratorio tal cual el resto de los extranjeros. Si llega como balsero, por ejemplo, tendrá que solicitar asilo como cualquier otro inmigrante y tendrá que enfrentar un entrevista y dar argumentos contundentes para poder obtener residencia.

Muchos sectores se esperaban una medida de este tipo desde hace varios años, lo cual incluso, según algunos análisis, había hecho aumentar la cifra de cubanos que llegaban exiliados a las costas estadounidenses.

Según cifras recopiladas por Univisión, en 2014 un total de 23.740 cubanos llegaron de esta forma al país y consiguieran la residencia de forma automática. En 2016 esta cifra se duplicó, llegando a 54.000 casos.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Un programa piloto para atraer inmigrantes...

El Gobierno de Canadá anunció un nuevo programa de inmigración que busca lidiar con dos problemas que enfrenta el país en la actualidad:...

thumbnail
hover

Video: Así celebraron el título de...

Una generación entera vio nacer a los Toronto Raptors. Una generación que tuvo que esperar 24 años por este momento. Los Raptors son camp...

thumbnail
hover

Seminario gratuito y en español sobre...

Si está en proceso de comprar una vivienda, o todavía dándole vuelta a la idea en la cabeza, lo más importante es estar informado y cono...