jueves, 1 de junio de 2017

“Quebequenses, nuestra manera de ser canadienses”: Una guía para entender el nuevo debate constitucional

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Bandera-Quebec-CanadaFoto: Flickr - Xiaozhuli (CC)

En el año 1982 Canadá “repatrió” la Constitución, para convertirla en un documento completamente canadiense, desvinculándolo del Reino Unido.

Sin embargo, ese proceso constitucional fue complejo y quedó marcado por las visiones políticas encontradas. Por un lado el federalismo de Pierre Elliott Trudeau, y por el otro el soberanismo de René Levesque como primer ministro de Quebec. El resultado fue que la Constitución se selló sin la firma de la Belle Province.

Ese simple detalle ha sido origen de grandes discusiones en la provincia y su relación con el resto del país. Fue motivo de referendos constitucionales, así como motivación para el referéndum sobre la independencia de Quebec de 1995.

Hoy, más de 20 años después, el actual primer ministro de Quebec quiere retomar este debate.

Sin embargo el enfoque es distinto –prácticamente opuesto- al de la época de Levesque y del movimiento independentista. La propuesta de Philippe Couillard busca acabar con cualquier tipo tensión entre la provincia y el resto del país. Busca, en conclusión, que “Quebec termine de integrarse a la gran familia canadiense”.

El líder liberal presentó un documento de 200 páginas llamado “Quebequenses, nuestra forma de ser canadienses”, que reúne su visión producto de años de reflexión sobre cómo promover el carácter único de Quebec dentro de Canadá y cómo este debate, lejos de ser producto de división, debería ser motivo de unión en todo el país.

Lo que dice el documento

Muchos de los puntos detallados en el documento no son ninguna sorpresa, pues han sido las reivindicaciones que por años se han manejado a un nivel político: el reconocimiento de Quebec como una nación dentro de Canadá, reconocer su carácter único como espacio francófono con una minoría anglófona.

Couillard quiere también que este nuevo proceso de reflexión permita unir a las comunidades indígenas dentro del territorio de Quebec y mejorar su relación con el resto de Canadá.

A nivel más específico, el texto habla sobre como mantener una colaboración justa y equilibrada entre el gobierno federal y provincial, el respectar las competencias que recaen en la provincia, así también como estrategias para promover un mayor espacio de las comunidades francófonas en las regiones fuera de Quebec.

“Los quebequenses participaron en la formación de Canadá. Dimos forma a este país con nuestros valores, nuestra resiliencia, nuestros acentos y nuestra visión del mundo”, dijo Couillard. “Esta federación, siempre perfectible, nos lleva a cohabitar en solidaridad, la colaboración y el respeto de la diversidad que la compone. Canadá hace parte de nuestro patrimonio, ese patrimonio, como nuestro carácter distinto en América y nuestra diversidad, son motivo de orgullo”.

¿Qué pasa ahora?

De momento esta iniciativa es meramente comunicacional. El primer ministro de Quebec –quien está lejos de ser independentista- quiere es que en todo Canadá se hable sobre la situación de Quebec y el rol que juega en la historia de Canadá, como una de las dos naciones fundadoras.

Sin embargo, en el futuro Couillard quisiera ver a la provincia firmar la Constitución para poner fin a décadas de debates que por muchas veces caen en la incomprensión. Esto, sin embargo, es más complejo, pues podría abrir la puerta a una reforma más amplia de la Constitución y exigiría una votación no sólo en Quebec, sino en todo el país.

Por su parte, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, mantiene la postura de su padre (quien justamente fue quien lideró la repatriación de 1982). En una corta declaración a los medios en Ottawa, Trudeau dijo que no tiene la intención de reabrir la Constitución.

Sin embargo, luego su oficina admitió que el mandatario revisará el documento antes de dar una respuesta definitiva.

En Quebec los partidos de oposición reaccionaron a la propuesta de los liberales de varias maneras. El Parti Québécois –independentista- aplaudió las ganas de hablar sobre la identidad quebequense, aunque aprovechó para atacar el sistema federal y remarcar que este debate representa admitir que el rol de Quebec en Canadá no funciona.

Por su parte, Québec Solidaire –también independentista- dice que no se puede lanzar un debate constitucional sin incluir el factor de la independencia.

Aquí pueden ver el documento completo presentado por el primer ministro de Quebec.

Pablo A. Ortiz
pablo@noticiasmontreal.com

Fotógrafo, periodista y uno de los fundadores de NM Noticias. Venezolano-canadiense con experiencia como periodista deportivo especializado en fútbol. Viven en Montreal desde hace varios años con s...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

¿Qué dice el presupuesto 2019 de...

A pocos meses de las elecciones federales en Canadá, el gobierno de Justin Trudeau presentó su cuarto y último presupuesto de su actual m...

thumbnail
hover

Trudeau critica a los “segmentos tóxicos”...

Luego de un par de semanas de descanso, la Cámara de los Comunes tuvo nuevamente un periodo de preguntas en presencia del primer ministro J...

thumbnail
hover

Varios cambios en los “food trucks”...

Los optimistas dirán que es un paso necesario pero positivo. Los pesimistas dirán que se trata del inicio del fin de los food trucks en Mo...