lunes, 10 de julio de 2017

Instalarán refrigerador en el mercado Jean-Talon para reducir el desperdicio de alimentos

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Cloudywind (CC)

Un reporte realizado por Naciones Unidas en 2013 advertía que, cada año, 1.300 millones de toneladas de alimentos terminan en la basura. Una realidad de la que Montreal es también parte. Ese número de comida desperdiciada se traduce en un costo de 750 millardos de dólares anuales (EE UU), no sólo alimentario, sino también ambiental.

Es por ello que Moisson Québec tiene planificado, con la ayuda financiera de la alcaldía de Rosemont (85.000 dólares), instalar un refrigerador que garantice que aquellos alimentos que no son comprados en el popular mercado Jean-Talon terminen en una mesa y no en una basura.

La idea es que, al final de cada jornada, los comerciantes pongan en el refrigerador aquellos productos que ya no creen puedan vender.

Posteriormente el Centre de ressources et d’action communautaire de La Petite-Patrie vaciará  el refrigerador y llevará los alimentos a sus propios centro de refrigeración para, al día siguiente, distribuirlos entre las familias de bajos ingresos del distrito.

La medida permitirá recuperar unas 200 toneladas de frutas, vegetales y legumbres, anualmente.

Se prevé que para el año entrante se sume otra etapa y en lugar de distribuir los alimentos crudos, se cocinen y así entregar a quienes los necesitan platos ya preparados.

Según explican comerciantes del conocido mercado, el mercado Jean-Talon se ha convertido en un ícono para quienes quieren comprar lo mejor en cuanto a estándares de los productos. Los comerciantes explican que hay incluso una visión estética de los alimentos, advirtiendo que si los alimentos “no se ven perfectos” nadie los compra, según un reporte de CTV News.

Esos alimentos terminan entonces siendo desperdiciados, mientras en Canadá, por ejemplo, aumenta el uso de los bancos de comida, lo que evidencia una necesidad alimentaria.

Según las estadísticas de Food Banks Canada, la demanda en su red de bancos de alimentos aumentó 30% en marzo de este año, respecto a su punto más elevado de la recesión global, en 2008.

La instalación del refrigerador en las afueras del mercado es percibida como una solución pequeña y simple, pero que puede ser muy efectiva.

La idea es la continuación de la iniciativa de una cadena de supermercados de la Belle Province, que ha venido realizando lo propio durante los últimos meses. El gobierno de Quebec dio financiamiento para llevar a cabo la propuesta, ayudando, además a transportar y redistribuir la comida.

Mientras tanto, varios países de Europa han adoptado medidas para evitar el desperdicio de comida. En Francia, por ejemplo, se prohibió a los supermercados el destruir la comida no vendida, mientras los bancos de alimentos de este país prevén que esto ayudará a servir 10 millones más de platos cada año, para aquellos que así lo requieran.

En Italia la iniciativa ha ido por parte de iniciativas tributarias, para impulsar a los comercios a donar aquellos alimentos que no lucen “perfectos”.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

La STM inicia campaña de sensibilización...

Con el objetivo de reducir los retrasos, la Société de transport de Montréal (STM) comenzó una campaña de publicidad.

thumbnail
hover

Frío, lluvia y nieve en las...

Frío y nieve en buena parte de Quebec son las previsiones para esta semana.

thumbnail
hover

Playa urbana de Verdun: Luz verde...

La Dirección Regional de Salud Pública de Montreal publicó un informe definitivo este lunes que permite a los ciudadanos bañarse en el r...