lunes, 14 de agosto de 2017

¿Tienes sobrepeso? Puedes ser más sensible al dolor

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
Foto: Vía Pixabay

La forma como te alimentas se relaciona con tu nivel de grasa corporal y tu umbral de dolor. En otras palabras, las personas con alto peso graso, que consumen principalmente alimentos bajos en fibra parecen estar en riesgo de padecer dolor con más frecuencia. Así lo reseña María Soledad Tapia desde la página Mirador Salud, con base en un estudio presentado en el Noveno Congreso de la Federación Europea del Dolor.

¿Cómo se explica la relación entre el sobrepeso y el dolor?

Cuando engordamos, el tejido adiposo aumenta gracias al aumento en número y tamaño de las células grasas, los adipocitos, los cuales segregan una serie de moléculas llamadas citoquinas que contribuyen con los procesos inflamatorios, en palabras sencillas, las citoquinas  pueden desencadenar y sustentar las reacciones inflamatorias crónicas en el cuerpo, lo que aumenta la sensibilidad al dolor.

Y aquí te invito a pensar: si tienes sobrepeso y en paralelo, alguna afección de salud como dolor de espalda, rodillas, hombros… ya es tiempo de tomarte en serio la relación entre tu peso corporal y la limitación de movilidad por dolor, entre otras razones porque dichas alteraciones de movilidad pueden hacerte aún más difícil hacer ejercicio para lograr tu meta de peso saludable.

Desde la alimentación podemos contribuir con la desinflamación de nuestro cuerpo

Entre los componentes de una dieta saludable,  el consumo de cereales integrales, pescado, frutas y hortalizas se asocian con menor inflamación. La vitamina C, E y los carotenoides presentes en el tomate, la lechuga, las espinacas, el berro, la zanahoria, entre muchos otros, disminuyen la concentración de marcadores de inflamación.

Mientras tanto, otros nutrientes como los ácidos grasos saturados presentes en la mantequilla, tocineta, carnes rojas y embutidos son proinflamatorios.

Igualmente, una baja ingesta de magnesio y el consumo regular de una dieta con alta carga glicémica (donde predominan alimentos como el arroz blanco, el pan y las papas)  se asocia con aumento de la inflamación.

Vivir con bienestar también se relaciona con libertad para moverse, libre de dolor. Aquí te pongo a pensar, de nuevo: “no hago ejercicio porque me duele la espalda, así que ¿cómo puedo bajar de peso? Primero, busca al especialista para lograr ese cambio en tu alimentación,  y ahora pongamos la disminución del dolor en otro plano: como un factor de motivación para bajar de peso.

Si tienes sobrepeso y tiene problemas de movilidad domo dolor de espalda, caderas y rodillas, antes de empezar a hacer ejercicio como estrategia de disminución de peso busca una opinión profesional. Puedes hacer una cita conmigo en Globe Santé

El sobrepeso, el dolor, el tiempo… las barreras para hacer ejercicio te las pones tú mismo. #TodoSePuede.

Maira Prado
mairapradolandaeta@gmail.com

Fisioterapeuta en Venezuela, masso-kinésithérapeute en Québec y embajadora de la francización para la comunidad de América Latina. Sus temas: la salud y la integración del inmigrante.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Trudeau: plan de la CAQ de...

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, aseveró que el plan de incrementar la edad mínima para el consumo de marihuana del nuevo go...

thumbnail
hover

En video: Tres minutos para disfrutar...

El otoño en Canadá es sinónimo de colores. De paisajes e incluso de un toque de nostalgia. Todo esto lo captura un video que muestra el e...

thumbnail
hover

Finanzas personales: historia de dos pirámides

La forma piramidal es muy útil para establecer niveles de prioridades y/o necesidades según vivimos hoy y como queremos vivir mañana.