sábado, 6 de enero de 2018

Tim Hortons critica a las franquicias que redujeron beneficios tras aumento del salario en Ontario

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Tim-HortonsFoto: Flickr - EazyIanish (CC)

No ha pasado una semana desde que el aumento a $14 por hora del salario mínimo entró en vigencia en Ontario, y las polémicas ya se están multiplicando.

Restaurant Brands International (RBI), dueña de Tim Hortons, tuvo que salir a aclarar la situación luego de que varias franquicias de la cadena de cafeterías anunciaran varios recortes en los beneficios de sus trabajadores.

Los franquiciatarios en varias regiones de la provincia eliminaron los descansos pagos, así como otros beneficios como una manera de “contrarrestar” los efectos del aumento del salario mínimo, lo cual desató una ola de críticas en contra de la reconocida marca canadiense.

Estas denuncias vinieron de los mismos trabajadores de varias sedes de las cafeterías, muchos de los cuales hablaron de forma anónima por temor a perder su trabajo.

Ante esto RBI publicó un comunicado criticando fuertemente a los empresarios que tomaron este tipo de medidas en nombre de la marca canadiense. “Hay muchas cosas que hacen de Tim Hortons una marca realmente única, como nuestra conexión con las comunidades y la gran relación que los dueños de nuestros restaurantes y los miembros de sus equipos tienen con nuestros clientes”, dice el texto.

“Nos entristece ver todo esto en peligro por las recientes historias y los comentarios en redes sociales, causados por las acciones de algunos inconsiderados”.

Lo que le dio un tono incluso más interesante a la historia fue que los dueños de al menos una de las franquicias acusadas de reducir los beneficios de sus trabajadores es propiedad de Jeri-Lyn Horton-Joyce y su esposo Ron Joyce Jr. La primera es hija de Tim Horton y su esposo es hijo de Ron Joyce.

Horton y Joyce fueron los fundadores de la cadena hace más de 50 años.

La empresa dice que estas acciones son el producto de un grupo de “solitarios” y no reflejan los principios de la compañía. Sin embargo, no dan señales de que puedan detener estas prácticas e incluso admiten que muchos dueños de franquicias están enfrentando “retos” producto del aumento del salario mínimo.

Según la cadena CBC, algunas sedes de la cadena de cafeterías han informado a sus trabajadores que tendrán que pagar por sus uniformes e incluso no podrán aprovechar de una bebida gratuita a la que tenían derecho durante su jornada de trabajo.

La primera ministra de Ontario, Kathleen Wynne, fustigó a los herederos de la familia Horton-Joyce por «intimidar» a sus trabajadores con estas medidas.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Gobierno de Legault descarta prohibir el...

El gobierno de Quebec dijo este lunes que no planea presentar un proyecto de ley que obligue a los comercios a dar la bienvenida a sus clien...

thumbnail
hover

El Biôdome de Montreal reabrirá sus...

Se esperaba que el Biôdome de Montreal reabriera sus puertas al público este verano. 

thumbnail
hover

El fin de una era: Desaparece...

Para sorpresa de muchos, uno de los íconos de Montreal desaparece esta semana. Las miles de bolas de colores que decoran el Village Gai ser...