miércoles, 4 de abril de 2018

Lactancia materna: Cosas que debes evitar decir a una madre que da pecho

Publicado en:
Happy Square Face
Por:
Temas:
Foto: vía Pixabay

Antes que nada quisiera aclarar que no soy experta en lactancia, no estoy certificada en el tema ni en nada vinculado al sector salud. Soy mamá primeriza, periodista y muy sensible al tema porque, como le pasa a muchas mamás, el darle pecho a mi bebé ha sido una de las experiencias más hermosas de mi vida, pese a lágrimas de dolor, de temor y de frustración, en esos días en los que la lactancia no se había establecido.

Por mi curiosidad natural -esa misma que me llevó a ser periodista- cuando un tema me toca la fibra lo escudriño a fondo. Ya son siete meses de lactancia con mi hijo, una lactancia mixta porque así se estableció -tuve que hacer las paces con eso después de tres meses de obsesión con la lactancia materna exclusiva– y durante este tiempo no ha pasado un día en el que no lea al respecto: comparo estudios, pregunto, leo, leo, leo. También trato de escuchar esa voz interna que llamamos instinto.

Más allá de esa curiosidad natural me ha acompañado estos siete meses una imperiosa necesidad de saber que mi bebé estaba -está- alimentándose bien. Primero fue un miedo profundo de que no fuera así, luego se fue transformando y mientras más información lograba recabar, comparar, analizar, el miedo fue desapareciendo.

Debo decir, además, que hablé con tres personas claves y seguí en redes sociales a otras tres, que me dieron los mejores consejos. Me hicieron ver que no era la única con dolor -qué podía hacer para que no hubiera más dolor-, que no era la única con miedo y que sí podría alimentar bien a mi bebé.

Hubo también personas que –sin mala intención, eso está claro- me hacían dudar de lo que estaba aprendiendo y haciendo. A partir de sus comentarios hago esta lista (recuerden, no soy experta en lactancia materna). Además de algunos comentarios que me han dicho amigas que amamantan a niños mayores de un año. Y la hago no en forma de reclamo, sino como especie de guía para que, cuando tengan que interactuar con otras mamás, quizá lo piensen dos veces antes de hacer comparaciones, citar -como si fuera fáctico- que esto o aquello es lo mejor y así generar más temores a una mamá primeriza que en su cabeza se pregunta a diario ¿lo estoy haciendo bien? ¿Soy una buena mamá?

Cosas que no debes decir a una mamá que da pecho

En los primeros días

  • La leche de fulana era blanca, no amarilla (bien sabemos que el calostro generalmente tiene un tono amarillento, pero entre el dolor, el temor de si el niño está comiendo y las pocas horas de sueño, puede que esa mamá comience a dudar de la calidad de su leche y nada más alejado de la realidad, el calostro es realmente oro en gotas por la cantidad de nutrientes que aporta al bebé)
  • La leche de mengana es abundante (una está trabajando duro para sacarse una onza de leche y cuando te dicen eso crees que estás mal o que algo malo pasa contigo, cuando resulta que hay altas posibilidades de la producción sea la correcta, el sacaleche no es un buen medidor en este sentido y no puedes medir cuánto en realidad toma el bebé. El mejor indicador es que el bebé aumenta de peso y hace suficiente pipí)
  • Con senos tan grandes es difícil la lactancia 🙋🏻‍♀️
  • Con senos tan pequeños es difícil la lactancia
  • Dale fórmula en la noche para que puedas dormir
  • Dale fórmula en la noche para que el bebé duerma más
  • Fulana lo pone en tal posición y esa es la mejor (hay técnica, sí, y siempre se puede mejorar, pero cada mamá y bebé encuentran su mejor posición)
  • No lo cargues tanto, además de que lo tienes pegado todo el día al pecho, lo vas a malcriar (practico el apego, el colecho y la crianza respetuosa)
  • El sacaleche manual es mejor
  • El sacaleche eléctrico es mejor (como las posiciones para lactar, depende de cada caso y cada mamá encuentra lo que le es mejor, lo que más le conviene)
  • A fulana le salía X cantidad de onzas de leche con el sacaleche (una comparación, como la mayoría, innecesaria)
  • Tienes el pezón pequeño, va a ser muy difícil
  • Tienes el pezón muy grande, el bebé se va a ahogar
  • Dale también fórmula para que realmente se alimente
  • No vayas a comer (inserte aquí desde granos hasta sushi) porque le va a caer mal al bebé
  • Mejor da pecho en el cuarto para que no todo el mundo te vea
  • Tápate un poquito más…

Entre los cuatro y los seis meses del bebé

  • Ya ese bebé debería estar comiendo comida
  • Dale más fórmula
  • Ya no tienes tanta leche

A los seis meses o cuando comienza la alimentación complementaria

  • Ya el bebé no necesita tu leche
  • Esa leche no alimenta
  • Ahora sí es verdad que no tienes tanta leche

Al año del bebé, los 2 años o más (la OMS recomienda que la lactancia materna se extienda hasta, por lo menos, los 2 años del niño)

  • Ya eso (la leche) es agua
  • Ya está bueno de leche materna, haz el destete por ti, ya diste suficiente
  • Ya está grandecito(a) como para estar tomando teta…

Tres cosas que yo sí agradecí que me dijeran

  • Sí se puede, sí tienes leche y cada gotita de leche que le das es oro
  • Si tú estás feliz, el bebé estará feliz
  • Lo estás haciendo bien.

Sumen ustedes qué cosas no quisieran haber escuchado durante la lactancia materna.

María Gabriela Aguzzi V.
gaguzzi@noticiasmontreal.com

Periodista especializada en la fuente económica con 14 años de experiencia en diarios venezolanos de publicación nacional como El Mundo y El Universal. Cofundadora de NM.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Sábados de diciembre: fuegos artificiales en...

Si están buscando una actividad para el fin de semana y disfrutan de los fuegos artificiales, puede que ésta les entusiasme.

thumbnail
hover

Encuentran cuerpo de mujer de Laval...

Las autoridades mexicanas informaron que el cuerpo de Christine St-Onge fue hallado en Los Cabos.

thumbnail
hover

Dollarama ya cuenta con tienda en...

Dollarama cuenta a partir de este jueves con un sitio web donde podrán comprar parte de la mercancía que la tienda de bajos precios tiene.