lunes, 14 de mayo de 2018

Lucy Granados cuenta en un video cómo fue su detención y expulsión de Canadá

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / YouTube

Lucy Francineth Granados, de origen guatemalteco y expulsada en abril de Canadá, contó por primera vez cómo se produjo su detención, las condiciones bajo las cuales estuvo detenida y sobre su expulsión del país.

El video, según Solidaridad sin Fronteras, fue grabado en Ciudad de Guatemala, hace un mes, pero fue hecho público este domingo, con motivo del Día de las Madres. Recordemos que Granados fue expulsada de Canadá el pasado 13 de abril después de haber vivido en este país desde hace nueve años.

“Para mí ha sido muy difícil vivir sin papeles en Montreal. He pasado muchos sacrificios para poder sacar a mi familia adelante (…) Tengo tres niños por quien luchar, mi mamá, mi hermano. Soy el sostén de cinco personas”, cuenta Granados, en un video grabado en español, pero con subtítulos en francés.

Sobre su detención, registrada el 20 de marzo de este año, Granados cuenta que agentes del Servicio Fronterizo de Canadá, “me tumbaron encima de la mesa, me doblaron los brazos para atrás, hasta la fecha no puedo movilizar mi mano, no sé qué pasó (…) Estar en detención de inmigración ha sido muy difícil para mí. He pasado momentos que a veces sentía morirme, encerrada, sin tomar aire puro (…) Me siento mal, porque el día de la deportación no fue como me tenían que haber sacado, porque yo pienso que me sacaron como sacar a un criminal, más que a un criminal y yo me siento que yo no soy una criminal. No hice nada, nunca, en Montreal, para que esta gente me haya tratado así”.

La madre explica que en Guatemala su vida está en riesgo. “Estoy como traumada, muy estresada”. En su solicitud, la mujer asegura haber sido amenazada por los Maras, que ya habrían asesinado a cuatro miembros de su familia.

Además, asegura que está siendo difícil su situación, “más ahora que no puedo mover el brazo. No puedo trabajar. Yo salí de este país (Guatemala) amenazada. Ahora tengo miedo de que las mismas personas que antes me buscaban me puedan hallar y vayan a ser peor conmigo”.

En este punto vale destacar que Granados fue hospitalizada en dos oportunidades durante su detención, precisamente por las heridas que le produjeron durante su arresto. Sobre este hecho ya hay una denuncia presentada ante la Comisión de Derechos Humanos y la Juventud.

Para poder permanecer en Canadá, la madre introdujo, en septiembre de 2017, una solicitud de residencia permanente por razones humanitarias, la cual está aún en análisis de parte de Inmigración. “No entiendo cómo pasó todo esto, cuando yo estoy en trámites de un (caso) humanitario”.

A través de un comunicado de prensa, Amy Darwish, de Solidaridad sin Fronteras, aseguró que “la historia de Lucy muestra los grandes riesgos que las madres inmigrantes enfrentan por sus familias y cómo, lejos de apoyarlas o recompensarlas, los sistemas de inmigración las exponen a las peores formas de explotación y de maltrato”.

En Guatemala, Granados pudo reunirse con miembros de Rompiendo el Silencio, un organismo canadiense que apoya a los guatemaltecos en casos de justicia social, política y económica, en ese país centroamericano o en otras naciones.

Granados espera que su expediente sea analizado pronto, de tal manera de poder volver a Montreal. Este es el mismo deseo de Solidaridad sin Fronteras, que lanzó la campaña Ramenons Lucy!, con el objetivo de hacer más presión ante el Ministerio de Inmigración para que le sea aprobada su residencia permanente por motivos humanitarios.

 

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Environment Canada emite boletín de clima...

Después de una jornada en la que la nieve sólo tocó sectores de Montreal y dejó buenas acumulaciones más al norte, el miércoles está ...

thumbnail
hover

Detienen a dos menores de edad...

Con el transcurrir de las horas, el SPVM va dando con nuevo elementos tras la muerte de un adolescente de 17 años en Île-des-Soeurs.

thumbnail
hover

Últimos días de esta temporada de...

Una jornada helada para disfrutar las últimas horas -por esta temporada- de las bicicletas de libre servicio BIXI.