miércoles, 5 de diciembre de 2018

Tener un acento ¿ventaja o desventaja?

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

En mis años de primaria en Venezuela, mi país natal, la palabra acento me llevaba a leer con más detenimiento para saber dónde debía acentuar la sílaba que estaba pronunciando. Y ya.

Luego de convertirme en inmigrante, la palabra acento adquirió muchas connotaciones: soy la extraña, la que no habla como los demás ¿Cuál es el problema? Descúbrelo leyendo este texto y toma el primer mensaje clave: la idea NO es borrar nuestro acento, que es parte de nuestra identidad, la idea es mantener la motivación para comunicarnos.

A sala llena. Así estaba la conferencia ¿Qué significa tener acento? dada en la UQÀM el 23 de noviembre de 2018 por Cristina Uribe, estudiante de doctorado en lingüística en la UQÀM, e investigadora de los errores de pronunciación de los hispanohablantes al aprender francés como segunda lengua. Volviendo al punto, ¿cuál es el problema de tener acento? el “problema” tiene una respuesta social:

  • Puede ser utilizado como criterio de selección laboral “las personas no van a comprenderte”
  • Puede contribuír con la creación de estereotipos “si tienes un acento significa que no has estado aquí lo suficiente, no conoces…”

El “antídoto” también tiene una respuesta social, ahora de nosotros, como comunidad inmigrante que quiere participar en sociedad:

  • Mantener la motivación ¿qué dijiste? ¿repíteme por favor? tú respiras, y pruebas otra vía. Sin estrés, ni frustración, aumentarás tu vocabulario.
  • Resguarda la confianza en ti mismo. Que no te entiendan una frase no quiere decir que tienes menos capacidades.
  • Abandona el sentido del ridículo. Si, hay gestos de pronunciación que no nos pertenecen como hispanohablantes, pero en palabras de Cristina Uribe “sigues siendo tú, hablando francés”

Importante: el acento no tiene que ver con nuestros errores de pronunciación

En francés hay sonidos que son más difíciles para nosotros como hispanohablantes, sonidos que si no lo decimos bien, podemos confundir nuestro mensaje con dos palabras diferentes. Un ejemplo sencillo, (que me pasa a menudo) tout (todo, la totalidad) y tu (el sujeto de la oración) si los pronuncias igual, ¡perturbaste la comunicación! No tiene que ver con nuestro acento, solo es practicar los sonidos que nos cuestan más.

El primer paso, aprender el francés

Existen numerosas fórmulas para aprender el francés. Como embajadora de la francisación para nuestra comunidad de la América Latina puedo asesorarte para que encuentres el curso que más te convenga. Por favor, escríbeme un mensaje directo por Facebook y con gusto te ayudo.   

Quebequenses, franceses, árabes, latinos, hispanos, italianos y etc… todos tenemos los mismos órganos para hablar. Podemos hablar francés (o el idioma que querramos). Sin miedo.

#TodoSePuede.

Maira Prado
mairapradolandaeta@gmail.com

Fisioterapeuta en Venezuela, masso-kinésithérapeute en Québec y embajadora de la francización para la comunidad de América Latina. Sus temas: la salud y la integración del inmigrante.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

La magia de la Navidad invade...

Quedan dos fines de semana de Navidad en los alrededores del Marché Atwater, con el Village de Noël de Montréal.

thumbnail
hover

Montreal: Estos son los cierres de...

Estamos cerca de Navidad pero eso no significa que hay descanso para las obras viales que hay por todo Montreal, así que planifiquen sus tr...

thumbnail
hover

De nuestros países a Montreal: la...

Contenido patrocinado - Llega la época más linda del año. La Navidad está aquí. Época de celebraciones, de compartir con familiares...