sábado, 2 de febrero de 2019

Esposa de militar venezolano habla desde Montreal: «pido una fe de vida»

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

Sorbay Padilla está en Montreal, con sus dos hijos y su nuera. Su esposo, el coronel retirado Oswaldo García Palomo, en Venezuela. El coronel retirado de la Guardia Nacional fue detenido y se presume que está en Caracas. Su esposa, hasta el jueves, no había conversado con él.

La familia de García Palomo asegura que fue secuestrado en Barinas, en el occidente venezolano, el domingo a las 5 pm, por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, SEBIN, y de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, DGCIM. Néstor Reverol, ministro de Interior, asevera que fue detenido en la madrugada del jueves.

El coronel retirado estaba en Colombia y viajó de forma clandestina a Venezuela. Tenía un plan para restituir la democracia en el país petrolero, dice Padilla, pero según Reverol, el plan era para realizar «asesinatos selectivos» y así elevar aún más la tensión política.

Padilla exige una fe de vida. Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos, se pronunció vía Twitter, rechazando el «secuestro del Coronel retirado Oswaldo García Palomo por miembros del Dgcim venezolano». Exigió garantizar su integridad física y moral  y su inmediata libertad.

Vale destacar que el militar estaba solicitado por su supuesta participación en un complot para deponer a Nicolás Maduro en marzo del año 2018. Reverol, dijo el jueves, estaba solicitado por el delito de magnicidio en grado de frustración, traición a la patria, instigación a la rebelión y ataque a instalaciones militares

El jueves 31 de enero, Padilla conversó con NM en un restaurante venezolano ubicado en el centro de Montreal. Además de exigir poder tener una fe de vida del coronel retirado, la esposa y madre pidió al presidente encargado, Juan Guaidó, que se pronuncie sobre lo ocurrido a García. A Canadá, le dio las gracias por su rol ante los acontecimientos que vive Venezuela.

Padilla, quien está en Canadá con visa de turista, estuvo acompañada de su hija, quien estudió en Montreal, su hijo y su novia, ambos solicitantes de refugio. 

-¿Desde cuándo no habla con su esposo?

-La última vez que conversé con mi esposo fue el sábado, en la mañana.

-¿Estaba en Colombia o ya estaba en Venezuela?

-Hasta donde yo tenía entendido estaba en Colombia.

-¿Cómo fue la salida del coronel de las Fuerzas Armadas venezolanas? ¿Se fueron inmediatamente a Colombia?

-Él se fue por voluntad propia. En el 2014. Se fue porque no estaba de acuerdo con todo lo que estaba pasando en Venezuela. Era más prudente que se fuera para poder alzar su voz.  Nosotros estuvimos en Venezuela hasta el 6 de febrero de 2018, cuando fuimos secuestrados y torturados. A mi hijo, mi nuera y dos sobrinas nos sacaron de nuestra casa, nos secuestraron y nos torturaron en una casa del DGCIM. Posteriormente escapamos de Venezuela y nos fuimos a Colombia. Luego vinimos a Montreal.

-¿Qué funciones cumplió su esposo estando activo como coronel?

-Estuvo en la Comandancia General de la Guardia. Tuvo varios cargos, pero nunca estuvo en la administración pública. De hecho siempre fue visto muy como (hace gesto de distancia), porque sabían que era una persona que no estaba con el régimen. De hecho, el no asciende a general porque él no era confiable para el régimen.

Foto: Captura de pantalla

-¿Desde cuándo se opuso al gobierno de Hugo Chávez y/o Nicolás Maduro?

-Tengo pruebas. Tengo comunicaciones desde el 2002 en las que lo llaman a dar declaraciones para decirle «bueno, usted está en contra del gobierno».

-¿Cómo se mantuvo entonces tantos años dentro de las Fuerzas Armadas?

-Porque es más fácil luchar desde adentro. El monstruo se combate desde adentro.

-¿Dónde y cuándo fue detenido? Ustedes denunciaron que fue el domingo. Pero el ministro de Interior, Néstor Reverol, dijo que fue en la madrugada del jueves…

-Acuérdate que a ellos (gobierno de Maduro) les encanta armar su matriz de opinión. Nosotros tenemos la información el domingo a las 5 de la tarde. Mi esposo pierde todo tipo de contacto, en Barinas. Estaba en una camioneta con otro oficial, que es su compañero y otra persona. Se dirigían a Caracas. Ellos tienen contacto con una persona, de quien no sé su nombre, pero lo apodan «El Teatro», que era el enlace con un general. Iban a realizar una operación para restituir la democracia. Esa persona lo vende, da el sitio y el lugar y es cuando hacen la emboscada. Allí lo capturan, una comisión del SEBIN-DGCIM. Lo mantienen oculto. Nosotros nos quedamos muy preocupados el domingo. Personas que trabajan con él, que están fuera de Venezuela y le manejan las comunicaciones, empiezan a sacar los audios de sus plataformas y me dicen que lo agarraron y es allí cuando yo empiezo a denunciar. Su captura fue el día domingo a las 5 de la tarde.

-¿TIene idea dónde está en estos momentos?

-Se lo están peleando. SEBIN, DGCIM, lo agarran aquí, lo llevan para allá. No encuentran qué hacer. Él, para ellos, es la joya de la corona. Lo que pasa es que en este momento, por la situación país, no lo pueden mostrar como mostraron a (Juan) Caguaripano (excapitán detenido en 2017).

-¿Su abogado lo ha visto?

-No. Por presión de las redes sociales, Reverol se ve hasta aquí (se señala la cabeza) y lo tienen que mostrar (el jueves al mediodía). Yo temía que lo mataran. Ese era mi gran temor. Ellos podían inventar un enfrentamiento, algo, y desaparecerlo. Lo tuvieron que decir, ahora yo quiero que lo muestren. El abogado me dice que es mentira si me dice que lo voy a ver ahorita, hasta que no lo presenten en los tribunales.

-¿Ha contactado desde Montreal a algún compañero de su esposo que esté activo dentro de las Fuerzas Armadas?

-No.

-¿Hay unidad en las Fuerzas Armadas alrededor de Maduro?

-No. Hay un quiebre. Acuérdate de una cosa: podrán tener a mi esposo físicamente, pero la llama que se encendió dentro y fuera de las Fuerzas Armadas no la van a poder apagar. ¿Van a meter preso a todos los militares? No.

-¿Su esposo estaba detrás de un plan de magnicidio contra Maduro?

– Mi esposo no quiere a Maduro muerto. Ni a Diosdado (Cabello), ni a Reverol, ni a nadie del gobierno. Mi esposo los quiere vivos a todos, para que paguen por los crímenes que han hecho, para que vayan presos.

-¿Qué estuvo haciendo en Colombia durante este tiempo?

-Mi esposo es un gran planificador. Es un líder militar. Es un hombre que lucha y luchar es planificar. Ellos querían la restitución de la democracia en Venezuela, para que nosotros podamos tener un mejor país… Cuando yo vi la cara de ese hombre en la foto que decía «Capturado» sentí más orgullo que nunca, porque es una persona que cree en lo que está haciendo, que lo va a conseguir aunque esté preso. La llama está encendida, no la va a apagar nadie.

-¿Desde cuándo está usted en Montreal?

-Yo tengo en Montreal ya tiempo. Mi apego a Montreal es desde hace muchos años. Mi familia vive aquí. Mis hijos han estudiado acá. Es un país (Canadá) donde me siento muy bien. Incluso el gobierno canadiense nos han tendido la mano. Nos llamaron de la cancillería.

-¿Qué le dijo el ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá?

-No hablamos mucho. Simplemente nos dijeron «estamos aquí para ustedes». Nos dieron un número y que cualquier cosa los llamáramos.

-¿Y el Grupo de Lima que se reune el lunes en Ottawa?

-Yo quisiera ir. Ahora más que nunca quiero alzar la voz. Yo quiero ver a mi esposo.

-¿Qué tiene pensado hacer?

-Ahora es muy prematuro decir lo que quiero hacer. Esto es muy difícil. Tengo que tener a mis hijos cerca.

-¿Cuál es su mensaje para Juan Guaidó?

-Ahí tienen los militares que los están apoyando. Lo que ha pasado con mi esposo no es algo de ahora, es desde hace tiempo. Él quiere apoyar al que quiera restituir la democracia en Venezuela. Confiamos en él, así que él, como el presidente encargado de Venezuela, debería por lo menos pronunciarse, para que den una fe de vida. Él es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, es el que el mundo reconoce. Nicolás Maduro simplemente está sentado en una silla. No es un presidente reconocido, ni siquiera por el pueblo venezolano.

– ¿Cuál es el mensaje para el gobierno de Canadá?

-Primero: gracias. Sé que Canadá ha tenido un rol muy importante, alzando la voz por Venezuela, para que el mundo sepa lo que está pasando. Que nos sigan apoyando para que pronto podamos tener nuevamente democracia en Venezuela.

María Gabriela Aguzzi V.
gaguzzi@noticiasmontreal.com

Periodista especializada en la fuente económica con 14 años de experiencia en diarios venezolanos de publicación nacional como El Mundo y El Universal. Cofundadora de NM.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Gobierno Trudeau anuncia su plan de...

Bill Morneau, ministro de Finanzas y Mona Fortier, ministra de la Prosperidad de la clase media, anunciaron una mejora en la base de cálcul...

thumbnail
hover

Ya pueden enviar su carta a...

Ya comenzó el mes de diciembre, pero si sus niños están preocupados porque todavía no han escrito su carta a Santa Claus, no tienen por ...

thumbnail
hover

Pop! La Luminothérapie celebra 10 años...

Cinco cajas, cinco personajes y como siempre la luz y los colores como protagonistas para dar algo de “calor” al invierno montrealés. E...