lunes, 4 de febrero de 2019

Orlando Viera Blanco: “Maduro se quedó sin piso político legítimo”

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Foto: Orlando Viera Blanco

El pasado 29 de enero, el presidente interino venezolano, Juan Guaidó, nombró a 10 representantes diplomáticos en el exterior. El abogado y politólogo Orlando Viera Blanco fue el designado en Canadá.

NM Noticias conversó con él en exclusiva sobre los planteamientos para la resolución de la crisis política que atraviesa Venezuela y sobre los posibles escenarios con respecto a la ayuda humanitaria que clama para su país.

En primer lugar Viera alude al hecho de que “a los ojos del mundo parece que en Venezuela hubiera dos presidentes. Un presidente que supuestamente fue electo el 20 de mayo de 2018 y otro presidente que, como se ha dicho de manera equivocada, se autoproclamó, lo cual no es correcto. Y ahí hay que explicarle al mundo por qué hay un solo presidente que es Juan Guaidó”.

Asegura que la elección de Nicolás Maduro en el 2018 fue “ilegal e ilegítima, porque fue convocada por una asamblea constituyente, que a su vez fue convocada de manera inconstitucional, por un poder electoral que no cumplió con las debidas fechas y totalmente parcializado a favor de Maduro.

Todos estos hechos generaron un presidente (Maduro), al que se le terminó el mandato el 10 de enero de 2019, entonces a partir de esa fecha, este presidente no existe, es írrito, ausente. Y el dispositivo constitucional que prevé esta situación de ausencia absoluta de poder es el artículo 233. A partir de ahí quien sustituye la situación de ausencia absoluta es el presidente del último poder popular elegido en Venezuela, que es la Asamblea Nacional, en consecuencia su presidente Juan Guaidó se juramenta como presidente de la República.

– Viendo las negociaciones en materia internacional, ¿cómo se debería dar el proceso de cambio de poderes?

Si fuese un exgobierno mínimamente sensato, trataría de entregar el poder por vía pacífica, y si temen ser objeto de justicia de vida, pues recordemos que también hay mecanismos para hacer pactos de amnistía sobre aquellas personas o hechos que no involucren delitos de lesa humanidad o derechos humanos; en este caso, se le podría conceder un salvoconducto a Maduro para que, en un último acto, reflexivo y sensato, entregue el poder por una vía negociada.

Pareciera que no lo va a hacer y esto le está trayendo graves consecuencias: es un gobierno altamente sancionado por la comunidad internacional, se está quedando sin dinero, sin sustentabilidad, sin credibilidad y sin autoridad.

– ¿Qué acciones tomaría entonces la presidencia de transición de Guaidó, si Maduro no cede?

La primera acción ya la tomó: que el mundo reconozca que estamos en presencia de una persona que está usurpando el poder.

En segundo lugar: lograr el reconocimiento internacional que es muy importante y por eso la designación progresiva de autoridades ante gobiernos en el exterior que, a su vez, van generando otro tipo de percepción. Como fue el caso del secretario de Seguridad de Los Estados Unidos: no toquen a Guaidó ni con el pétalo de una rosa porque esto puede traer graves consecuencias. Porque tocar a Guaidó significa poner en riesgo al presidente que tiene a su cargo la responsabilidad del cuerpo diplomático en el exterior, y por lo tanto poner en riesgo a ese cuerpo diplomático.

Tercero: la ayuda humanitaria inmediata. Aquí se necesita implementar mecanismos de ayuda humanitaria que han venido siendo bloqueados de manera irresponsable por Maduro.

Si el señor Maduro se sigue negando a esta ayuda, habría entonces que aplicar un mecanismo de injerencia legítima que contempla la Carta de las Naciones Unidas en su capítulo séptimo, que es la responsabilidad de las naciones de proteger a los pueblos.

Ya lo advirtió Bolton, (Asesor de Seguridad Nacional del gobierno de los Estados Unidos), estamos enviando barcos de ayuda a Venezuela, cuidado y no los dejan entrar.

– ¿Cómo se da su nombramiento como representante diplomático?

Bueno, en gran parte porque he sido asesor de la Comisión Permanente de política exterior de la Asamblea Nacional desde el año 2016. Desde entonces hemos hecho un trabajo de comunicación y de demanda sobre la necesidad de la restauración del poder democrático y republicano en Venezuela.

– ¿Qué nombre y funciones tienen los cargos de representantes diplomáticos nombrados por el presidente interino?

Hay que aclarar que esta es una situación sin precedentes, e inédita, que está tomando forma en cada país, pues cada país tiene la autonomía de decidir el alcance con el cual concede esta acreditación.

Por ejemplo en el caso de Latinoamérica ya hemos visto que varios les han dado un estatus de embajador, mientras que aquí en Canadá el gobierno está decidiendo qué estatus le confiere a mi representación.

Viera Blanco anunció este lunes en el marco de la reunión del Grupo de Lima que el primer ministro Justin Trudeau, lo reconoció como representante del gobierno interino de Venezuela ante Canadá.

Pero en todo caso somos las únicas personas autorizadas para entablar relaciones con el gobierno de Guaidó. Aquí no hay embajador de Venezuela desde hace dos años, solo una representación consular con la que pretendemos dialogar para mejorar la calidad de vida de los venezolanos acá en Canadá y ayudar desde aquí a los que están en Venezuela.

– ¿Por qué cree usted que los países que hoy desconocen a Maduro como presidente no lo hicieron antes cuando daba ya muestras de autoritarismo como los hechos que nos mencionó en un principio de hace dos años: elecciones alteradas, etc?.

No todos los países han reconocido de un tiempo para acá a Maduro, pero él mismo fijó un punto de quiebre. Es muy difícil para otros países como Estados Unidos, donde se han cometido delitos transnacionales, de repente activar mecanismos supranacionales de aprehensión. Pero hoy, en el marco de esta circunstancia, simplemente Maduro quedó sin piso político legítimo, quedó en evidencia, usurpando el poder.

Así que ahora, cuando se les explica a los gobiernos en el exterior, por qué Maduro no es legítimo y se le suman todos los precedentes sobre sus delitos de lesa humanidad, torturas, persecución política, corrupción y un larguísimo etcétera, más un exterminio sistemático, como lo es la hambruna generalizada y un éxodo de más de 5 millones de venezolanos, bueno, ya llegamos al tope de las evidencias.

– ¿Qué acciones discuten en la reunión urgente del Grupo de Lima en Ottawa?

Primeramente qué se va a hacer para lograr llevar a Venezuela la ayuda humanitaria. Porque mientras se desanuda esta dicotomía del gobierno de facto en paralelo con el oficial, el país necesita abastecerse. Necesita resolver el impacto geopolítico que está generando un éxodo masivo por las fronteras del país y el resto del continente. Así como hay que darle forma a un marco republicano, todo eso se va a debatir ahí.

Canadá anunció esta mañana que destinará 53 millones de dólares para ayudar al país petrolero.

Y necesitamos también darle forma a ver cómo se recupera esto, cómo se rescata un país. Los pasos para restituir la democracia en Venezuela se están dando. Nos preparamos para el desenlace, para la ayuda mientras ocurre el desenlace y para el día después del desenlace.

– ¿Por qué cree usted que se solucionará esta vez, como no pasó antes?

Porque ahora estamos en una situación cuyo plan es diferente. Primero: se deja en evidencia y un acto de usurpación. Segundo: la participación de los ciudadanos en la calle no es una lucha desigual contra las autoridades que los reprimían, como en el 2014 o en el 2017, no, son cabildos abiertos de participación ciudadana. Ahora un agregado. Que hay un pueblo absolutamente resteado, cansado y fatigado que no tiene otra alternativa que salir a sobrevivir, porque ya la alternativa de irse o morir no es una opción.

Y por primera vez en 20 años se une la base popular, el pueblo a un liderazgo de oposición. Esto es grave para Maduro, esto procura el quiebre militar porque cuando un militar quiera venir a agredir a uno que siente su vecino, o alguien con quien se identifica, ahí viene también un quiebre de desobediencia y de empatía.

A eso se le agrega que la comunidad internacional encontró una formula jurídica para decirle al señor Maduro que ya no existe y, aparte, en menos de 15 días ya el gobierno de Guaidó tiene un pronunciamiento del Eurocentrismo a favor, Estados Unidos a la cabeza de las naciones, creando una protección.

Esta vez sí hay un plan y se ejecuta perfectamente.

Orlando Viera Blanco es egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), experto en propiedad intelectual y derecho mercantil. También es columnista de medios como El Universal, Herald y Diario Las Américas. Docente invitado de Cultura Política Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA). Actualmente preside la Venezuelan Engagement Foundation que se encarga de ayudar a los venezolanos fuera de Canadá y logra la recolección y entrega de más de 110 mil comidas mensuales a personas de bajos recursos en Venezuela.

Sandra Sierra
sierranunez@gmail.com

Sandra Sierra es periodista, amante de la fotógrafa y emprendedora venezolana basada en Montreal. Trabajó en varios medios en su país y en la agencia de noticias AP.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Inmigración: Más de 91.000 candidatos se...

La nueva plataforma de inmigración de Quebec ya ha recibido más de 91.000 casos en poco más de seis meses.

thumbnail
hover

Propiedades para invertir: Múltiplex

En Montreal existen los conocidos múltiplex que son edificios que cuentan con dos, tres y hasta seis departamentos y que no son considerado...

thumbnail
hover

La música de Star Wars, en...

Los fanáticos de Star Wars podrán disfrutar de una de las bandas sonoras más icónicas en la historia, completamente en vivo.