miércoles, 27 de febrero de 2019

SNC-Lavalin: Lo que dijo Jody Wilson-Raybould y lo que significa para el gobierno Trudeau

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Jody_Wilson_Raybould_SNC_LavalinFoto: Captura de pantalla CPAC

A pocos meses de las elecciones federales el Gobierno de Justin Trudeau enfrentó lo que se podría catalogar como el peor día de su mandato.

Y todo por las declaraciones de un miembro de su propio partido.

El tan esperado testimonio de la antigua ministra de Justicia, Jody Wilson-Raybould, finalmente se materializó y fue, a ojos de muchos, más contundente de lo que la mayoría esperaba.

La diputada de Vancouver se presentó ante el Comité de Justicia de la Cámara de los Comunes para responder al escándalo de SNC-Lavalin y la supuesta presión que el entorno del primer ministro ejerció sobre la entonces Fiscal General.

Antes de seguir resumimos la polémica que generó el testimonio de hoy.

  • Un reporte del diario Globe and Mail señaló hace unas semanas que Wilson-Raybould había sido presionada para tomar una decisión sobre el caso de SNC-Lavalin.
  • El debate en torno a la firma de ingeniería con sede en Montreal es si debía enfrentar los juicios por corrupción y sobornos a los que está sujeta, o si, por el contrario, el gobierno debía ofrecer un acuerdo fuera de tribunales para evitar un colapso de la empresa que haría perder miles de empleos.
  • Wilson-Raybould optó por la primera opción, mientras que el entorno del primer ministro, según las acusaciones, quería que cambiara de opinión y tomara la segunda opción.

Una presión “constante” e “inapropiada”

Por casi cuatro horas la antigua ministra y Fiscal General declaró ante la comisión parlamentaria. Dio fechas, nombres y detalles de lo que fueron más de 10 llamadas, reuniones y hasta mensajes de texto.

“Por un periodo de cuatro meses, desde septiembre hasta diciembre de 2018, experimenté un constante esfuerzo de parte de varias personas dentro del gobierno buscando una interferencia política en el ejercicio de las facultades discrecionales en mi rol como Fiscal General de Canadá, en un esfuerzo inapropiado para asegurar un acuerdo de encausamiento diferido (DPA por sus siglas en inglés) con SNC Lavalin”, dijo Wilson-Raybould en su declaración inicial.

La todavía diputada liberal explicó que, desde la oficina del Primer Ministro, pasando por el entorno del ministro de Finanzas, hasta el propio secretario del gobierno, todos la presionaron en la misma dirección: hacerla cambiar de idea en torno a SNC-Lavalin y optar por el acuerdo fuera de la corte.

Esto permitiría a la empresa evitar ser condenada en los tribunales, lo cual le prohibiría recibir contratos por un periodo de 10 años y significaría su muerte. Para 2018 Lavalin contaba con más de 8.700 empleados dentro de Canadá y alrededor de 50.000 en todo el planeta.

Wilson-Raybould señaló que todos involucrados subrayaron la importancia de proteger los empleos e incluso dejaron entrever el impacto electoral que tendría un potencial colapso de la empresa en Quebec.

La primera reunión sobre el tema fue el 17 de septiembre de 2018. La última el 19 de diciembre, en una llamada en la que el secretario del gobierno, Michael Wernick, en la que volvió, según la versión de la antigua ministra, a subrayar el interés de Trudeau de lograr una solución al tema, “de una forma u otra”.

Después de eso el otro contacto que tuvo fue en los primeros días de enero, cuando se le informó que dejaría de ser ministra de Justifica y Fiscal General, como parte de un movimiento del gabinete.

Wilson-Raybould señaló que le manifestó al primer ministro sus sospechas de que fue removida de su cargo por no seguir la línea que le querían imponer, lo cual Trudeau negó.

La reacción del PM

El único rayo de esperanza que dejó el duro testimonio de la antigua ministra fue cuando le preguntaron si lo ocurrido era ilegal, a lo cual respondió que no.

Al mismo tiempo, Trudeau reaccionó a las explosivas declaraciones. Durante un evento en Montreal habló sobre el caso y mantiene que su gobierno trató el tema de manera “profesional” y reafirmó que “no estoy de acuerdo con la caracterización de la antigua Fiscal General sobre estos eventos”.

Llamados a renunciar

La oposición atacó inmediatamente y con fuerza. El líder del Partido Conservador, Andrew Scheer, pidió la renuncia del primer ministro.

“Justin Trudeau simplemente no puede seguir gobernando esta gran nación ahora que los canadienses saben lo que hizo. Es por esto que llamo a Justin Trudeau a renunciar”, señaló en un comunicado.

El NPD dice que la prioridad es lanzar una investigación pública por el caso. Sin embargo, al ser preguntado durante una rueda de prensa, el líder del partido, Jagmeet Singh, dijo que “quizá sí debería renunciar”.

Aquí pueden ver la declaración completa de Jody Wilson-Raybould:

Pablo A. Ortiz
pablo@noticiasmontreal.com

Fotógrafo, periodista y uno de los fundadores de NM Noticias. Venezolano-canadiense con experiencia como periodista deportivo especializado en fútbol. Viven en Montreal desde hace varios años con s...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Conferencia en español: “Compra de una...

La experta en bienes raíces Martha Velázquez y autora del blog en NM: Tu Casa una realidad, con más de 16 años de experiencia en la zona...

thumbnail
hover

Un cura fue apuñalado en plena...

Un cura del Oratorio St-Joseph fue apuñalado en plena misa del viernes. Un acto que incluso fue visto en vivo por cientos de personas.

thumbnail
hover

Montreal: Multas más costosas por infracciones...

La alcaldía de Montreal quiere que los conductores de la ciudad estén mucho más pendientes a la hora de estacionar. Para persuadirlos, la...