miércoles, 6 de noviembre de 2019

El mercado de la traducción: presente y futuro…

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
Foto: Gerd Altmann / Pixabay

Con una población mundial de más de siete mil millones de habitantes que hablan alrededor de 7.000 idiomas, no resulta sorprendente que exista una fuerte demanda de traductores que actúen de mediadores lingüísticos e interculturales entre distintas comunidades.

El mercado mundial de servicios lingüísticos factura más de 43.000 millones de dólares estadounidenses al año, y América del Norte representa al menos una tercera parte de él. A pesar de contar con tan solo el 0,5 % de la población mundial, Canadá representa el 10 % de este mercado, e, indiscutiblemente, Quebec es el epicentro: aproximadamente 6.000 traductores trabajan en esta provincia y el 80 % de los traductores de Canadá se forman aquí. 

¿Qué hacen exactamente los traductores?

La traducción es una de las muchas profesiones que forman parte de la industria de la lengua. Otras profesiones afines incluyen la revisión, la edición, la terminología, la interpretación, la transcreación, la localización, la asesoría lingüística y la gestión de proyectos de traducción, por mencionar solo algunas. 

El trabajo del traductor, en sentido estricto, consiste en transvasar un texto escrito de una lengua de partida a otra lengua de llegada, procurando no cambiar el sentido del texto original y teniendo en cuenta el contexto cultural de llegada. Sin embargo, los lindes entre la traducción y otras profesiones afines son cada vez más imprecisos. Actualmente, muchos traductores no solo traducen, sino que compaginan la traducción con otras de las tareas mencionadas anteriormente. Por ejemplo, en Quebec muchos de los traductores que trabajan a partir del español o hacia el español también interpretan en conferencias y para los servicios públicos. Se espera que estos perfiles más bien híbridos vayan en aumento a medida que el mercado siga evolucionando en los años venideros.

¿Dónde trabajan los traductores?

En Quebec, casi la mitad de los traductores profesionales trabajan por cuenta propia, y esta proporción va en aumento. El resto trabaja para el Gobierno provincial o federal, organizaciones internacionales, gabinetes de abogados, compañías aseguradoras, instituciones académicas y financieras, empresas privadas, organizaciones sin fines de lucro, agencias de traducción y de localización, etc. Esta tendencia es aún más marcada en EE. UU. Cabe destacar que muchos de los traductores que tienen el español como lengua de trabajo y viven en Canadá tienen una parte importante de su cartera de clientes no solo en Montreal, Toronto o Vancouver, sino también en EE. UU.

¿Cómo es la vida diaria de un traductor o traductora autónomo/a?

Para los profesionales autónomos de este campo, no existe la rutina. Sus clientes son los que pautan sus horarios, y estos últimos cambian a diario. Según una encuesta a más de 400 traductores en Quebec realizada en 2012 por la Association des travailleurs autonomes et micro-entreprises en services linguistiques (actualmente conocida como Carrefour des langagiers entrepreneurs / Language Entrepreneurs Forum, CLEF), aproximadamente dos terceras partes de los clientes son directos (empresas, organizaciones públicas, organizaciones sin fines de lucro, etc.), y una tercera parte proviene de agencias de traducción y de localización. La cartera de un traductor incluye una media de entre uno y ocho clientes, lo cual lo obliga a lidiar con numerosas exigencias, en ocasiones incluso contradictorias, de manera simultánea.

Sin embargo, también son muchas las ventajas del trabajador autónomo. Los traductores que trabajan por cuenta propia cuentan con la libertad y el lujo de compaginar su horario de trabajo con otras obligaciones familiares y profesionales, y muchos aprovechan la movilidad que brinda la tecnología moderna para adoptar un estilo de vida de nómada digital y trabajar desde cualquier parte del mundo. Además, siempre están las ventajas personales que conlleva trabajar desde casa, como una mayor flexibilidad de vestuario (está claro que es importante contar con una amplia gama de pijamas para distintas estaciones).

¿Qué competencias y formación necesito para ser traductor?

Todo comienza por una excelente comprensión del o de los idiomas desde los que se traduce, así como competencias avanzadas de redacción y expresión escrita en el idioma al que se traduce (generalmente la primera lengua del traductor). 

Algunos de los atributos generales que suelen completar este perfil son la curiosidad intelectual, la sensibilidad cultural, la creatividad, una actitud emprendedora, el juicio, la discreción, la eficiencia y la eficacia, la flexibilidad, la atención al detalle y un buen dominio de la tecnología. El conocimiento de varios idiomas y el estar familiarizado con ciertos campos de especialidad son ventajas evidentes que ayudan a destacarse en el mercado de trabajo. 

Todo eso es tan solo el principio: también se necesitan competencias específicas en materia de transferencia lingüística (o sea, traducción), redacción, documentación e investigación terminológica, así como conocer bien los recursos documentales y las técnicas más comunes del sector. Gracias al Certificado de Traducción de McGill, recientemente revisado y ofertado en tres combinaciones lingüísticas (francés a inglés, inglés a francés e inglés a español) –de hecho, se trata del único certificado de traducción completo que incluye el español como lengua de trabajo en Quebec– , los traductores pueden afinar estas y otras competencias, así como destacarse en un mercado competitivo. Y es posible lograr todo esto en un formato intensivo y en tiempo récord, lo cual es ideal para aquellos que ya han dado sus primeros pasos en el campo de la traducción, pero no tienen formación académica para ello. 

¿Cómo puede destacarse un traductor en el mercado laboral?

Especialización

“En la mayoría de las combinaciones lingüísticas, la especialización es la clave para forjar una carrera lucrativa y estimulante a nivel intelectual”. Los ámbitos jurídico, biosanitario, de negocios internacionales, mercadotecnia y transcreación, energía y recursos naturales, desarrollo internacional, entre otros, presentan gran demanda y brindan oportunidades interesantes para los traductores y otros profesionales de la lengua.

Más allá de la traducción en sentido estricto…

Para destacarse aún más, los traductores deben posicionarse como actores clave en la estrategia global de comunicación de sus clientes. Es decir, deben entender lo que los motiva y ser capaces de utilizar este conocimiento para optimizar las oportunidades de creación de marca de sus clientes: los traductores “no se limitan a entregar al cliente un trozo de papel en otro idioma, sino que encuentran soluciones a problemas de comunicación que antes limitaban su negocio”. 

Tecnología

Dos terceras partes de los proveedores de servicios lingüísticos en Canadá emplean soluciones tecnolingüísticas para mejorar su eficiencia y precisión, o piensan hacerlo en los próximos cinco años. Por lo tanto, resulta evidente que una de las mejores formas de que un traductor esté preparado no solo para el presente, sino también para el futuro, es que esté familiarizado con las herramientas de la profesión, sobre todo los sistemas de memorias de traducción, un recurso indispensable para que los traductores puedan potenciar su productividad.

¿Qué depara el futuro?

Se espera que la demanda de profesionales en este ámbito continúe en aumento en los próximos años en toda América del Norte. En Canadá, en la categoría de “traductores, terminólogos e intérpretes”, el Ministerio de Empleo y Desarrollo Social prevé un aumento del 12 % entre 2016 y 2026. Es importante mencionar que el español es la tercera lengua con más volumen de trabajo en Canadá. Por no hablar del país vecino: las estadísticas del Ministerio del Trabajo en los Estados Unidos se presentan aún más optimistas, con una tasa de crecimiento del 29 % pronosticada entre 2014 y 2024.

En Quebec, esto implica un desafío único: la edad promedio de los traductores ha aumentado paulatinamente en los últimos años. Por lo tanto, existe una necesidad apremiante de descubrir nuevos talentos que puedan orientar el rumbo de la profesión en los años venideros. 

¡Quizás usted sea uno de ellos!

Consulte nuestros programas de grado y posgrado para obtener más información sobre las oportunidades presentes y futuras en el campo de la traducción y otras profesiones de la lengua afines.

Para más información: 

Asociaciones 

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Simon Jolin-Barrette impertérrito

A no dudar. El ministro de Inmigración de la provincia de Quebec (Simon Jolin-Barrette) debe ser en estos momentos el más impopular entre ...

thumbnail
hover

Montrealesa requiere con urgencia donante de...

Jessica Soto Fernández tiene 30 años viviendo en Montreal. Es de origen chileno. Sufre en estos momentos de un tipo de cáncer y requiere,...

thumbnail
hover

«Soy trabajadora social, en Colombia y...

De ahora en adelante publicaré una serie de artículos donde los profesionales hispanos miembro de las órdenes profesionales ​comparten ...