Lunes, 14 de Noviembre de 2011

En Canadá devolver las compras realizadas por Internet resulta un proceso costoso

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Los consumidores canadienses no tienen siempre el derecho a devolver los productos que compraron en línea y, cuando lo tienen, deben pagar tanto por los envíos que se sienten desanimados a la hora de comprar por Internet de nuevo, de acuerdo con un grupo guía de los clientes.

“Quienes compran online no tienen el beneficio de inspeccionar los productos en personas, así que el derecho de devolución es una consideración importante”, dijo Janet Lo, quien es coautora del estudio que fue revelado hoy por el Public Interest Advocacy Centre (PIAC), basado en Ottawa.

Los clientes en línea no pueden probarse la ropa. Tampoco pueden leer el empaque del producto o tener una idea exacta de lo grande que es.

El PIAC solicitó a la encuestadora Environics hacer un estudio entre 1.000 canadienses adultos y encontró que 63% había comprado al menos una vez a través de Internet durante el 2010. De ellos, 89% dijo que cuando se decidían a comprar en línea era porque se trataba de algo muy importante o que permitiera de alguna manera  la devolución y el cambio.

Entre los 238 participantes que sí pudieron devolver la compra, solo 20% indicaron que no tuvieron problemas o dificultades para hacerlo. Otras de las respuestas:

  • 37% dijo que la empresa no se encarga del costo del envío por el regreso del producto.
  • 22% señaló que no pudieron devolver el producto en la tienda.
  • 18% dijo que hubo cargos extras que no esperaban a raíz de la devolución.
  • 15% indicó que les tomó demasiado tiempo para obtener la devolución del dinero o un crédito.
  •  13% aseveró que no obtuvieron el monto total de la compra.
  • 13% dijo que no pudo contactar a la compañía.
  • 13% aseguró que los costos aduanales representaban un problema.

Sin embargo, solo 11% de los que fueron “beneficiados” con el reembolso o la devolución dijeron que ya no tenían tanta intención de comprar  por Internet el año entrante. 81%  indicó que sentía lo mismo que siente actualmente y 8% aseguró que se sentía más entusiasmado a adquirir productos online.

El grupo que realizó el estudio también encontró que bajo las leyes canadienses, los clientes solo tienen derecho a devolver sus comprar bajo “circunstancias limitadas”.

“El único caso en el que usted tiene el derecho absoluto de devolución es cuando hay algún defecto en la calidad del producto”, agregó Lo.

Cuando el PIAC compró y devolvió productos de 15 marcas bien conocidas en Norteamérica (de las cuales 12 tienen presencia en Canadá) encontró que los clientes debían pagar los costos de envío al vendedor.

Por artículos con precios entre 40 y 105 dólares, el importe del envío se encontraba entre 15 y 32 dólares. En muchos casos, los clientes tenían que pagar tanto el envío original como el de devolución.