miércoles, 19 de octubre de 2011

Empresas de Halifax y Vancouver ganan contrato de $33 millardos para renovar la flota canadiense

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

El Gobierno Federal anunció el otorgamiento de contratos millonarios para la fabricación de barcos de guerra a una empresa de Halifax y otra de Vancouver, según anunciaron este miércoles.

Irvin Shipbuilding, con sede en Halifax, recibió un contrato valorado en $25 millardos para construir 21 barcos de combate para las Fuerzas Armadas canadienses. Por su parte, Seaspan Marine, de Vancouver, recibió un contrato de $8 millardos para construir otras siete embarcaciones no utilizadas en combate.

El ministro de Defensa, Peter Mackay dijo que la inversión de $33 millardos generará un total de 15.000 puestos de trabajo en el país.

“Al final del día, esta será una inversión que creará más de 15.000 trabajos a lo largo del país. Tengan en cuenta que esto se trata de reconstruir nuestra flota y guardia costera, las embarcaciones que necesitamos para el futuro. Será una gran inyección a nuestra economía”, dijo el ministro.

Las embarcaciones ordenadas incluyen fragatas, barcos para transportar insumos, botes de patrullaje y rompehielos que servirán a la Marina Real Canadiense por las siguientes tres décadas.

El anuncio podría traer consecuencias políticas en Quebec.

Ante el anuncio de la licitación, varias regiones del país iniciaron una fuerte guerra para conseguir los contratos. El Gobierno de Quebec buscaba que Davie Shipyard, el principal fabricante de barcos de la provincia, consiguiera alguno de los contratos.

La Corte Superior de Quebec tuvo que aprobar una venta de la empresa québécois a última hora a la Upper Lakes Group para poder entrar entre los candidatos.

Además, invirtieron $18 millones para ayudar a los nuevos dueños a financiar la transacción.

Pero al final la provincia se quedó con las manos vacías, a pesar de que tanto el Premier Jean Charest y el ministro de Desarrollo Económico, Sam Hamad, dijeron que Davie Shipyard debería ser tomada en cuenta por su tradición de más de 186 años.

Fuente: CBC y The Gazette